Excrementos de ave

Publicado el 8 de julio de 2011 en Curiosidades por omalaled
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos y 17 segundos
Este artículo se ha visitado: 12.161 views

¿Nunca habéis despotricado por un ave que, por decirlo finamente, ha deyectado sobre vuestra ropa o vuestros coches? Y es que esas deyecciones son un verdadero asco. Las aves, como los marsupiales y los lagartos, no tienen orificios separados para la orina y las heces, sino que hacen todas sus necesidades por uno solo: la cloaca. Por eso, el resultado es más bien líquido.

Si lo hacen sobre un coche dejan una marca que será visible aun después de limpiarlo, ya que esas deyecciones son ligeramente ácidas y dejan un hoyuelo en la pintura. Por si fuera poco, los pájaros suelen ingerir pequeños granos de arena para deshacer la comida y facilitar la digestión, ya que no tienen dientes que hagan este trabajo como nosotros lo hacemos en la boca. Si limpiáis con un trapo seco, esa arenilla puede rayar la pintura.

Otro ejemplo de molestia provocada por las deyecciones de las aves está en los helipuertos. En las estructuras construidas en medio del mar el helicóptero es quizás la única forma de llegar. Pues bien, las deposiciones de las aves también cubren las luces y las marcas que los pilotos utilizan como guías y se ven obligados a realizar maniobras más peligrosas.

Por si fuera poco, hay que andarse todavía con más cuidado porque contienen muchos tipos de bacterias que pueden provocar infecciones y enfermedades. Al secarse, además, los excrementos de ave se transforman en un polvo fino que puede tener hongos indeseables. Si dicho polvo es levantado por el aire podemos respirarlo y provocarnos afecciones respiratorias.

Pero los excrementos de las aves tienen su utilidad. Cuando se encuentra en grandes concentraciones toman el nombre de guano. De hecho, el negocio de dichos excrementos alcanza la asombrosa cifra de miles de millones de dólares, y no hay bastante para cubrir la demanda. Ha habido países que han entrado en guerra para ver cuál se llevaba una parte más grande de guano.

Los excrementos de ave constan de tres cosas: la orina, el urato y las heces. La parte más líquida que se encuentra en los márgenes es la orina. Debería ser clara; si es verde, tal vez el pájaro sufría de una enfermedad hepática; si es roja, quizá haya consumido muchos frutos rojos o haya sido envenenado. La sustancia blanca es el urato; es una adaptación útil que ha evolucionado porque permite a las aves eliminar sustancias de desecho en ambientes áridos sin perder mucha agua. Si el urato es blanco, el pájaro estaba estresado; si es amarillo, estaba mal nutrido o famélico. Las aves producen más urato que orina, pues la mayoría carece de vejiga urinaria, otra adaptación que les resulta útil para ganar ligereza y volar más fácilmente (la excepción es el avestruz, que, al ser de gran tamaño y no volar, no pierde nada por tener vejiga; pero la suya funciona de un modo algo distinto que la de los mamíferos). Por último, las masas oscuras en medio del urato son las heces. Su color depende de lo que haya comido el pájaro.

Lo que tiene valor es el urato, pues contiene amonio y ácidos úrico, fosfórico, oxálico y carbónico. De grandes cantidades de excrementos de ave se puede extraer fósforo, nitrógeno y nitrato de potasio, que son algunos de los ingredientes de los fertilizantes y la pólvora. Las propiedades fertilizantes del guano son conocidas en Europa desde noviembre de 1802, cuando Alexander von Humboldt lo estudió en Callao, Perú, y sus estudios fueron conocidos en dicho continente.

Hacen falta muchas deyecciones de ave para hacer un petardo o una flor. Un pájaro pequeño, del tamaño de un periquito, defeca cada media hora o más. Un ave mayor, del tamaño de una urraca, quizá solo cada hora. La necesidad constante de defecar hace que los pájaros no sean muy mirados a la hora de decidir dónde hacerlo. Inevitablemente, los lugares donde se congregan aves en gran número para dormir o nidificar acaban sembrados de excrementos.

Millones de aves marinas hacen su casa en algunas islas remotas, originariamente no perturbadas por humanos o por otros depredadores. A lo largo de cientos de miles de años, millones de aves vivían, criaban sus pollos y defecaban muchas veces al día en estas islas. Como eran lugares secos, con poca lluvia que pudiera lavar los excrementos, éstos se fueron acumulando hasta formar gigantescos depósitos de guano que podían tener frecuentemente unos 45 metros. La isla de Navaza, de 3 km de largo y 1,6 de ancho es toda ella de guano.

Y tan útiles eran los ingredientes del guano que se explotaban intensamente. En 1879 el negocio de la minería de guano y otros materiales del guano de Atacama era tan próspero para Chile que Bolivia decidió aumentar los impuestos a las compañías chilenas que operaban en su territorio. La consiguiente disputa entre Chile y Bolivia pronto degeneró en una disputa territorial y, finalmente, en una guerra. Bolivia solicitó ayuda a Perú, lo que desencadenó feroces enfrentamientos en el mar que acabaron con la ocupación de Perú por Chile. La guerra del Pacífico duró cuatro años y se saldó con nuevos territorios para Chile que dejaron a Bolivia sin acceso a la costa. Todavía hoy persiste la tensión entre los dos países.

De otras islas de guano pueden contarse historias igualmente tristes. En Navaza los esclavos negros eran forzados a trabajar en la extracción del guano por una paga miserable, y eran torturados o asesinados si se quejaban. Sorprendentemente, estos hechos se produjeron después de la guerra de Secesión de EEUU y cuando Navaza pertenecía a este país. Al final los esclavos se alzaron y se vengaron de los blancos: cortaron brazos, piernas y cabezas, y mataron a quince e hirieron a muchos más. Desde entonces, el lugar se conoce como “Isla del Diablo”.

Pero las deposiciones de las aves hacen más que crear islas. El guano desempeña un papel importante en los ecosistemas del mundo. Se estima que con sus excrementos, las aves transfieren entre 10.000 y 100.000 toneladas de fósforo entre el océano y las tierras emergidas. En las zonas pantanosas, las ánades y otras aves acuáticas pueden transferir hasta el 40% del nitrógeno y el 75% del fósforo. Si estas aves no fertilizaran las tierras, muchos ambientes se hubieran mantenido muy pobres en nutrientes y no habrían podido ser colonizadas por las plantas. Sin las plantas, no hubiera habido insectos ni animales, ni casi ecosistemas.

De hecho, cuando hace un centenar de años se introdujeron accidentalmente los zorros árticos en las islas Aleutianas (un archipiélago que se extiende hacia el oeste desde Alaska), la reducción del número de aves marinas tuvo efectos dramáticos sobre los nutrientes del suelo y el paisaje, hasta entonces formado por verdes prados, quedó reducido a un monte bajo de arbustos enanos y escasos.

Y si no os parece relevante la relación de los excrementos de aves con la ciencia, he de recordaros que fueron protagonistas en otro de los artículos de este blog.

Así que cuando te caiga encima una deyección de ave, míralo como si fuera una pepita de oro… o no.

Fuentes:
Peter J. Bentley, El científico camufado.
http://pepoladas.over-blog.es/article-la-infame-historia-del-guano-46983513.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Pac%C3%ADfico
http://en.wikipedia.org/wiki/Guano
http://www.zonacatastrofica.com/el-zorro-artico-en-las-aleutianas.html



Hay 16 comentarios a 'Excrementos de ave'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to 'Excrementos de ave'.

  1. #1.- Enviado por: Carlos Alberto Patiño

    El día 10 de julio de 2011 a las 03:32

    Te dejo este link. Es sobre una isla mexicana, donde se explotó el guano y se desarrolló una dramática historia
    http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=289472

  2. #2.- Enviado por: omalaled

    El día 10 de julio de 2011 a las 20:43

    Carlos: muchas gracias por la aportación. La he leído y está muy bien.

    Salud!

  3. #3.- Enviado por: Gasty

    El día 12 de julio de 2011 a las 06:26

    La Guerra del Pacífico no fue por guano ( o huano) fue por el salitre (http://es.wikipedia.org/wiki/Salitre), que no es de origen animal.

  4. #4.- Enviado por: omalaled

    El día 12 de julio de 2011 a las 14:29

    Gasty: En http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_del_Pac%C3%ADfico dice literalmente También se la ha denominado Guerra del Guano y Salitre. Es posible que el salitre tuviera más importancia que el guano. No obstante, tuvieron importancia ambas cosas (al menos, eso es lo que dicen las fuentes que he visto hasta ahora).

    Salud!

  5. #5.- Enviado por: Calamar

    El día 14 de julio de 2011 a las 15:49

    Excelente blog y excelente post. Sólo quería hacer una aclaración menor: Tengo entendido que los marsupiales (canguros, koalas, etc.) sí tienen orificios separados para las heces y la orina. Quizá te estabas refiriendo a los monotremas (ornitorrinco y equidnas). Saludos y felicidades.

  6. #6.- Enviado por: omalaled

    El día 14 de julio de 2011 a las 16:27

    Calamar: gracias por tus palabras. Según la <a href=http://es.wikipedia.org/wiki/Marsupialia#Caracter.C3.ADsticaswikipedia (cito): Como ocurre en los monotremas, el recto y el aparato urogenital se abren conjuntamente en una cloaca común.
    Así que creo que es tal y como lo dice el libro. La verdad es que tu comentario me ha hecho dudar, pero creo que más bien es como dice la wikipedia.

    Salud!

  7. #7.- Enviado por: Calamar

    El día 15 de julio de 2011 a las 01:44

    Tienes razón. Estaba confundido porque “Monotrema” significa “un agujero” y por tanto estaba suponiendo que esta característica era única (entre los mamíferos)

  8. #8.- Enviado por: Emmeth

    El día 29 de julio de 2011 a las 19:22

    Pido disculpas por comentar sobre temas pasados, pero omalaled, dejame decirte que estoy leyendo todas y cada una de tus historias. En este momento voy por febrero del 2007 y la historia de Pasteur y la rabia esta supremamente increible. Me imagine toda una pelicula con esa introduccion. Espero alcanzar hasta este post, o los que sigan y poder comentar. Muchas felicitaciones por la constancia al blog.

  9. #9.- Enviado por: omalaled

    El día 29 de julio de 2011 a las 20:35

    Emmeth: ¡ni se te ocurra disculparte por un comentario como este! :-)

    Muchísimas gracias por tus palabras.

    Salud!

  10. #10.- Enviado por: co.co

    El día 4 de agosto de 2011 a las 16:14

    Muy interesante el artículo que cierra la Vanguardia de Hoy (4/08), la contra, que habla de un personaje que ha creado arte (con mucha intención) con excrementos de ave.

  11. #11.- Enviado por: omalaled

    El día 4 de agosto de 2011 a las 19:17

    Estas cosas me desbordan. Quizás sea yo el raro en esto del arte, pero poner un cable, que se posen las golondrinas y defequen sobre ella para luego razonar sobre la situación de las mismas… no sé, pero como arte no lo definiría.

    No obstante, esa parte de la Vanguardia siempre es curiosa.

    Salud!

  12. #12.- Enviado por: co.co

    El día 5 de agosto de 2011 a las 08:27

    francamente, yo también iba con esa idea. Luego pude verlas con mis ojos. Primero, era estéticamente impactante, y segundo el autor proponia una reflexión (nada interesada) sobre la migración de estos pájaros, reflejada en la tela. El paso del tiempo y la vida, en sus partes más abyectas. Quizás no sea arte, però he visto cosas mucho peores, (siempre a mi entender) por las que se paga mucho dinero.

    En fin, mi comentario era que incluso de la mierda se puede sacara arte. Y ahora hablo de memória, con lo que eso acarrea, creo que incluso se sacaba algun tipo de pigmento de los excrementos de ave… Lo consultaré

  13. #13.- Enviado por: ricardo

    El día 17 de agosto de 2011 a las 22:45

    omalaled: muy bueno el artículo, como siempre, cada tanto entro al blog y siempre hay algo interesante. No lo tomes como crítica pero creo que algo se te escapó: serán los europeos los que conocieron las bondades del guano como fertilizante en 1802, porque me parece que los incas lo usaban desde mucho antes del descubrimiento de América.

  14. #14.- Enviado por: omalaled

    El día 24 de agosto de 2011 a las 13:40

    ricardo: es correcto lo que tú dices. Me refería a los europeos. Lo corrijo en el artículo para que no pueda dar lugar lugar a duda. Gracias.

    Salud!

  15. #15.- Enviado por: Pablo

    El día 21 de noviembre de 2011 a las 15:44

    La isla del diablo es francesa y está al norte de Guayana Francesa y la isla Navasa al oeste de Haití, no veo que alguien la haya llamado igual. ¿De dónde sacaste ese dato?

  16. #16.- Enviado por: Kerchak

    El día 20 de marzo de 2012 a las 13:36

    Pedazo de artículo, da gusto encontrarse textos así. Vine buscando información sobre la importancia del guano…

Post a comment


cuatro − = 0