[Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera

Publicado el 19 de agosto de 2010 en Libros por omalaled
Tiempo aproximado de lectura: 8 minutos y 56 segundos
Este artículo se ha visitado: 12.905 views

Encontré este libro casualmente en la biblioteca. No esperaba gran cosa de él pero, según iba leyendo, se empezó a hacer interesante y no pude dejar de leer hasta acabarlo. Os hago el habitual resumen, pero tened claro que tiene muchísimos detalles y curiosidades, y es imposible hablar de todos ellos en un artículo.

El autor empieza explicando todo el trajín que hubo cuando ciertos padres querían que se enseñara creacionismo en las clases de biología a sus hijos y los juicios posteriores. Explica que gran porcentaje de la población afirma “no creer” en la Teoría de la Evolución.

No cabe duda de que la teoría de la evolución de Darwin es imperfecta. Sin embargo, el hecho de que una teoría científica no pueda explicar todavía las observaciones no puede utilizarse como pretexto para colar en las clases de ciencia una hipótesis alternativa no contrastable y basada en la religión con la intención de distorsionar unas proposiciones científicas bien establecidas (…)

Pero la verdad científica no la deciden los jueces, ni los religiosos. Ni siquiera los científicos: la verdad científica la deciden los hechos observables. Claro está que son los científicos quienes mejor la defienden (…)

La evolución está tan sólidamente establecida como cualquier otro hecho científico. No es necesario convencer a los científicos de ella. Pero fuera de los círculos científicos no ocurre lo mismo. El problema es que la evolución es que nos dice algo de nosotros mismos que disgusta a muchos que piensan que somos diferentes al resto de las especies y que nuestro origen es divino. La Teoría de la Evolución nos dice que estamos emparentados con ciertos animales, y no sólo eso, sino que somos el resultado de fuerzas evolutivas ciegas e impersonales. En resumen: no somos especiales (…)

Decir que se enseñe creacionismo en las clases de ciencia es como pedir que en las facultades de medicina se enseñe chamanismo o que en las clases de psicología se enseñe la astrología como alternativa de la conducta humana (…)

Hay una proposición que se oye muchas veces: la evolución no es más que una teoría. Esto lo han llegado a decir personajes tan famosos y de tanto poder como Ronald Reagan. En 1980, dicho expresidente de los EEUU, durante la campaña presidencial y ante un grupo evangélico de Texas dijo: “Bueno, es una teoría. Es sólo una teoría científica, y durante los últimos años ha sido desafiada en el mundo de la ciencia, y la comunidad científica ya no cree que sea tan infalible como creía en otro tiempo”. Aquí, la palabra clave es “sólo”, intentando decir que es sólo una especulación y muy probablemente errónea. Nada más lejos de la realidad (…)

Es importante comprender que existe una diferencia real entre lo que uno esperaría encontrar si los organismos estuvieran diseñados de manera consciente o si, por el contrario, son el resultado de un proceso de selección natural. Recordemos que dicha selección natural no es un maestro ingeniero, sino más bien un chapucero. No produce una perfección absoluta en lo que a diseño se refiere, sino que hace lo que puede con lo que tiene a mano. No parece muy inteligente, por otro lado, diseñar millones de especies destinadas a extinguirse y ser reemplazadas por otras que, en su mayoría, también acabarán extinguidas (…)

El primer paso es la ordenación de las especies. Si tenemos, por ejemplo, un montón de cajas de cerillas diferentes para ordenar podremos hacerlo por tamaño, colores, antigüedad, país de procedencia, etc. Si muchas personas diferentes hicieran ordenaciones de las mismas, las harían con criterios, a buen seguro, diferentes. Pero si nos proponemos ordenar las especies lo haremos según un patrón de parecidos de una serie de rasgos. Lo curioso, aquí, es que diferentes biólogos hicieron ordenaciones idénticas de forma independiente.

Nadie sabía por qué eso era así hasta que Darwin mostró que esa disposición jerárquica era justamente lo que predecía la Teoría de la Evolución. Los organismos con antepasados comunes comparten muchos caracteres mientras que los que los que comparten antepasados comunes más lejanos son más diferentes.

Hoy tenemos un arma mucho más poderosa de clasificación y es a través del ADN. El método se basa en que cuanto más estrechamente emparentadas sean dos especies, o sea, tengan antepasados comunes más recientes, deben poseer el ADN más parecido.

Cuando Darwin escribió “El origen de las especies”, la mayoría de científicos occidentales y casi todo el resto del mundo eran creacionistas. La mayoría pensaba que las especies habían sido creadas más o menos en su forma actual, que habían sido diseñadas por un creador omnipotente y que no había cambiado desde entonces. La obra de Darwin mostraba observaciones y pruebas empíricas que no sólo apoyaban la Teoría de la Evolución, sino que refutaban las del creacionismo.

Además de predicciones, el darwinismo puede encontrar apoyo en lo que se pueden denominar “retrodicciones”. Son hechos y datos que no predicen necesariamente la Teoría de la Evolución, pero que sólo adquieren sentido cuando se la tiene en cuenta. Por ejemplo, los patrones de distribución de especies sobre la Tierra, las peculiaridades del desarrollo embrionario y la existencia de caracteres vestigiales sin función (por lo menos, sin función aparente).

Explica lo difícil que es que se forme un fósil y que el registro no es que esté incompleto, sino que es más bien escaso. El número total de especies que en algún momento ha vivido en la Tierra se estima en unos 17 millones. Y eso es una subestimación, puesto que en la actualidad viven, al menos, unos 10 millones. Hemos descubierto alrededor de 250.000 especies distintas de fósiles, así que podemos estimar que tenemos entre el 0,1% y el 1% de la historia de la vida. Aun así, con lo poco que tenemos, ya hay como para hacerse una idea.

Habla de los anillos de crecimiento de una especie de corales en los que las marea, por un lado, dejaban una huella y cada año, por otro lado, dejaban otra. Se confirma en algunos fósiles de dicho coral que un año duraba 400 días (la Tierra rotaba más deprisa y los días duraban 21,9 horas). De ese modo, además, podemos comparar la “edad mareal” con la “edad radiométrica”. Y coinciden.

La Teoría de la Evolución también ha hecho predicciones. Quizás la más espectacular fue la de anticipar la existencia de fósiles de marsupial en la Antártida. También se han encontrado eslabones perdidos entre especies, predichos también por la evolución, aunque no siempre es trivial deducir cuáles debían ser las características del animal. No siempre es un animal intermedio entre los dos.

Por ejemplo, el eslabón entre los reptiles y las aves es un dinosaurio. Pero también se han descubierto otros. Los entomólogos habían conjeturado que las hormigas debían haber evolucionado de unas avispas no sociales. Y no había evidencias hasta que en 1967, E.O. Wilson y sus colaboradores hallaron, preservada en ámbar, una hormiga “transicional” que poseía el catálogo casi completo de caracteres de hormiga y avispa que los entomólogos habían predicho. De modo similar, desde hacía mucho tiempo, se suponía que las serpientes habían evolucionado a partir de reptiles con aspecto de lagartos que perdieron las patas, ya que los reptiles aparecen en el registro fósil mucho antes que las serpientes. EN 2006, unos paleontólogos que excavaban en la Patagonia encontraron el fósil de serpiente más antigua conocida, de hace 90 millones de años. Tal como se había predicho, presentaba la cintura pélvica pequeña y las patas posteriores reducidas.

También habla de otras evidencias, como los órganos vestigiales. Hay tantos que ya de por sí merecen un artículo propio; pero los hay muy espectaculares, como el nervio laríngeo. Es uno de los peores diseños de la Naturaleza. Lo tienen todos los mamíferos y es una chapuza tal que sobrecoge cuando se sabe cómo es.

Pero si tenemos rasgos vestigiales, hemos de encontrar genes vestigiales, pues los genes no desaparecen de forma inmediata del genoma: la evolución evita su acción inactivándolos, pero no expulsándolos. Un gen que no funciona se denomina pseudogen y todas las especies tienen. El más famoso es el GLO, llamado así porque en otras especies posee una enzima llamada (agarraos bien) L-gulano-gamma-lactona oxidasa. Esta enzima se utiliza en la síntesis de vitamina C a partir del azúcar simple glucosa. La vitamina C es esencial para el metabolismo y prácticamente todos los mamíferos disponen de vías metabólicas para fabricarla.

La síntesis de vitamina C a partir de la glucosa es una secuencia de cuatro pasos, cada uno de ellos promovido por un gen distinto. Los primates y cobayas todavía poseemos los genes para los tres primeros pasos, pero el último, que requiere la enzima GLO, no podemos realizarlo porque tenemos el gen inactivado por una mutación. La inactivación de los primates es igual en todos, pero la inactivación de las cobayas es diferente, ya que se produjo de manera independiente.

También habla de las pruebas biogeográficas. Pone como ejemplo la fauna y flora que podemos encontrar en el archipiélago Juan Fernández. Son quizás las islas más famosas por su aislamiento. Cuenta con cuatro pequeños trozos de tierra con una superficie de unos 100 kilómetros cuadrados situados a unos 600 kilómetros al oeste de Chile. Fue en una de estas islas donde transcurrió la solitaria vida de náufrago de Alexander Selkirk, el auténtico Robinson Crusoe. Pues bien hace un estudio de los animales encontrados en estas islas y existen, efectivamente, todos los que anticiparía al Teoría de la Evolución.

Y curiosamente, los que defienden el creacionismo y la historia del Arca de Noé se enfrentan a preguntas que no responden. Se supone que todos los animales vivos se consideran descendientes de los que Noé llevó abordo de su Arca. Se supone, también, que quedó varada cerca del monte Ararat, en el levante de Turquía. ¿Cómo se las arreglaron los canguros y las lombrices de tierra gigantes para cruzar los océanos y llegar a su hogar actual en Australia? Por no decir cómo se pudieron mezclar en un arca a leones y antílopes juntos. Hasta los más recalcitrantes naturalistas, a medida que se fueron descubriendo nuevas especies de plantas y animales, se dieron cuenta que ninguna barca podía contenerlas a todas. Y por si fuera poco, la cantidad de agua y alimentos para mantenerlos vivos.

Hay especies distintas que desempeñan papeles muy parecidos, como los mamíferos marsupiales (que en la actualidad se encuentran sobre todo en Australia) y los mamíferos placentarios. Los dos grupos tienen importantes diferencias anatómicas, sobre todo, en su sistema reproductor. Mientras casi todos los marsupiales tienen bolsa, el marsupio, y paren crías muy poco desarrolladas; los placentarios poseen placentas que permiten que las crías nazcan con un grado de desarrollo mucho más avanzado.

Pero aunque tengan esta diferencia tan importante, también presentan parecidos asombrosos. Hay topos marsupiales de aspecto y comportamiento casi igual al de los placentarios, ratones marsupiales que se parecen también a los placentarios; el falangérido de azúcar planea de árbol en árbol del mismo modo que las ardillas voladoras, y hay hormigueros marsupiales que hacen exactamente lo mismo que los osos hormigueros sudamericanos.

Este proceso está muy bien descrito y se llama “evolución convergente”, y tiene una explicación muy razonable. Las especies que viven en hábitats parecidos están sometidos a presiones de selección parecidas, así que la evolución les ha llevado a desarrollar adaptaciones parecidas. Pero no han salido de la nada, sino que tienen una ascendencia diferente. Si uno sobrevive y se reproduce mejor porque excava túneles bajo el suelo, la selección natural le reducirá los ojos y le proveerá de largas garras excavadoras, independientemente de que se trate de un placentario o un marsupial.

Y si, realmente, hubieran sido creados, ¿por qué producir animales tan fundamentalmente diferentes con comportamientos tan parecidos? ¿Otro capricho del creador?

En fin. No seguiré, porque ya me he extendido demasiado, pero sabed que las notas que he tomado de este libro tienen para llenar tres artículos como los que suelo hacer habitualmente. Un libro interesantísimo, apto y recomendado para todos los públicos. Un libro del que realmente se aprende y muy ameno, fácil de leer, con un lenguaje muy llano… ¿Qué más se puede pedir?

Portada del libro

Título: “Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera”
Autor: Jerry A. Coyne



Hay 53 comentarios a '[Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to '[Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera'.

  1. #1.- Enviado por: contesta educadamente

    El día 19 de agosto de 2010 a las 18:58

    ¿sobre que base cientifica se apoya el hecho de que la primera celula surgio a partir de componentes inanimados? Toda investigacion cientifica indica que la vida no surge de materia inerte. Respuesta evolutiva: del azar!!!!!
    Si el ADN porta instrucciones necesarias para construir un cuerpo humano ¿como podria haberse originado tal escritura sin escritor, o ese programa sin programador? ¿por azar? ¿donde esta el metodo cientifico? Es una temeridad afirmar saber que todo lo que somos es producto del azar, sin direccion alguna, cuando ni los cientificos pueden crear adn, ni sus mecanismos de replicacion ni su transcripcion.
    ¿que exige mas fe: creer que las partes de la celula y sus codigos (que se cuentan por billones en cada humano) surgieron al azar, o creer que la celula es producto de una mente inteligente?
    Por cierto, la palabra evolucion no se menciona en ningun escrito de Darwin.

  2. #2.- Enviado por: Mutatur in illis

    El día 19 de agosto de 2010 a las 19:14

    En experimentos en laboratorio se han conseguido generar moléculas orgánicas complejas, que son las que componen la vida.

    ¿Se ha conseguido crear en laboratorio al menos los componentes básicos del diseñador inteligente?

  3. #3.- Enviado por: omalaled

    El día 19 de agosto de 2010 a las 19:30

    contesta educadamente: ¿y qué respuesta tienes para las chapuzas de diseño que tenemos? ¿por qué unos somos intolerantes a la lactosa y otros no? ¿por qué hay tantos muertos antes de nacer? ¿Por qué tenemos en los genes tres de los cuatro pasos y el cuarto está inactivado? ¿No sería mejor no poner ninguno?

    ¿Y me vas a decir que la mejor explicación que se te ocurre es eso lo hace una mente superior e inteligente? ¡Arreglados vamos! Me parece que hubiera suspendido en ingeniería biológica :-)
    Mutatur in illis: no entiendo tu pregunta: las moléculas orgánicas complejas están formadas, como toda la materia, por átomos… pero no creo que sea eso lo que preguntas.

    Salud!

  4. #4.- Enviado por: icvav

    El día 19 de agosto de 2010 a las 19:40

    contesta educadamente:
    Lamento decirte que no entiendes como funciona la evolución: las mutaciones son aleatorias, pero la evolución NO lo es. La selección natural se encarga de filtrar la aleatoriedad.

  5. #5.- Enviado por: Andres

    El día 19 de agosto de 2010 a las 19:59

    “¿sobre que base cientifica se apoya el hecho de que la primera celula surgio a partir de componentes inanimados?”

    Como te ha respondido Mutatur, hay buenas bases científicas , empezando por los experimentos de Miller y Urey.

    “…cuando ni los cientificos pueden crear adn”

    Ya se ha creado ADN sintético y hace poco lo usaron con una una célula bacteriana que se comportaba normalmente. ( la noticia dió bastane que hablar, por cierto).

  6. #6.- Enviado por: edulcorado

    El día 19 de agosto de 2010 a las 20:47

    Antes de Darwin, el hombre era la cúspide de la creación y el animal más inteligente sobre la faz de la tierra.
    Actualmente en el esteril debate creacionismo-evolución, los científicos suelen argumentar que la evolución no tiene ninguna “finalidad” y no hay un “progreso”, ni “perfeccionamiento evolutivo” de unas especies respecto a otras, solo selección adaptativa.

    Lo que nadie puede negar es que con el paso del tiempo la evolución se hace cada vez más compleja, mayor diversidad de especies y mayor posibilidad de que una especie “inteligente” acabe imponiendose y dominando en la jungla evolutiva.
    Cuando los científicos del SETI buscan una comunicación extraterrestre dan por hecho que lo que empezó siendo polvillo estelar “desemboca” o “culmina” con una especie inteligente.
    Luego el diseño inteligente existe…Otra tema es el autor de ese diseño y eso ya son palabras mayores…

  7. #7.- Enviado por: Roberto Lone

    El día 19 de agosto de 2010 a las 22:38

    Escuchaba el otro día de alguien decir que “Cuando la ciencia y la religión se unan los seres humanos vamos a ser mas felices”
    Mi opinión parte de que cada mente refuta cualquier argumento, investigación o teoría científica con su condicionamiento religioso. Mejor es poder refutar una teoría científica con pruebas contundentes que es como funciona la metodología de la misma.

  8. #8.- Enviado por: Roberto Lone

    El día 19 de agosto de 2010 a las 22:42

    En este segundo comentario pregunto, en el caso de la energía en el universo que inicialmente es intangible y en su proceso se manifiesta físicamente, ¿No le da a la ciencia una oportunidad de pensar que si puede haber un creador inteligente, tan inteligente que comenzó como un pensamiento y se creó el mismo?

  9. #9.- Enviado por: Roberto Lone

    El día 19 de agosto de 2010 a las 22:46

    Entonces si partimos del hecho que estamos hechos a semejanza de un creador desde un punto de vista intangible, ¿No cabe la posibilidad que haya sido un creador y una creadora?, puesto que un creador nada más elimina la palabra femenina. Ya en este mundo de ideas y teorías todo es posible. Lo importante es poder intercambiar este bonito tema con nuestro propio ser y personalidad, haciendo a un lado la posibilidad que estemos repitiendo lo que nos han aleniado desde niños tanto educativamente, religiosamente y políticamente.

  10. #10.- Enviado por: Javierzinho

    El día 20 de agosto de 2010 a las 00:47

    El creacionismo es una trampa diseñada para desviar la atención del verdadero debate: la libertad de enseñanza. La cuestión no es si la teoría de la evolución es válida o no, de hecho no debería discutirse eso con los creacionistas, la cuestión es que los profesores de ciencias tienen el derecho a enseñar sus asignaturas según su leal saber y entender, respaldado por su título profesional y no se les puede exigir, en nombre de un mal disimulado fundamentalismo religioso, que introduzcan en su enseñanza una propuesta que jamás ha sido aceptada por su profesión. Si se llegara a aceptar eso se sentaría un precedente nefasto y veríamos, por ejemplo, que al profesor de geografía le obligan a enseñar que la tierra es plana porque la biblia (o los que interpretan la biblia) lo enseña así, etc. etc. Creo que en algunos países árabes se ha llegado a ese tipo de situaciones, pero basadas en el islam ¿alguien tiene más información al respecto?

  11. #11.- Enviado por: Nachop

    El día 20 de agosto de 2010 a las 02:15

    Cito: “Por ejemplo, el antepasado común entre los reptiles y las aves es un dinosaurio”
    Los reptiles son antes que los dinosaurios, bueno estos son una clase de reptiles pero habia reptiles antes que dinosaurios.
    A lo mejor quieres decir, que los reptiles se transformaron en aves pasando por dinosaurios o algo así. Los mamíferos tambien descienden de reptiles.
    Así que podriamos decir: tanto las aves, como los dinosaurios como los mamíferos descienden de reptiles y estos a su vez de los anfibios. Aunque parece que ahora quieren retirar a los “reptiles mamiferoides” de los reptiles en sentido estricto…
    Bueno, no te doy mas la chapa…
    Un abrazop, Nachop.
    P.D: Discutir con los creatas es perder el tiempo, os aviso.
    P.P.D: Si se permite publicidad de otras páginas, esta es sobre evolucion y sobre dinosaurios de plástico, os recomiendo:el paleofreak http://paleofreak.blogalia.com/ allí tendreis también enlaces con más páginas del mismo tema.

  12. #12.- Enviado por: omalaled

    El día 20 de agosto de 2010 a las 06:41

    Roberto Lone: en ciencia sólo cuenta lo observable. ¿Hay alguna prueba tangible de la existencia de ese creador y que estemos hecho a su imagen y semejanza? Porque si entre personas los hayintolerantes a la lactosa, mi siguiente pregunta será si el creador lo es. Siempre he pensado que es él el que está hecho a nuestra imagen y semejanza, no al revés como nos venden.
    Javierzinho: no, no tengo información sobre las escuelas islamistas. Lo siento.
    Nachop: tienes razón. Quería decir que el eslabón entre las aves y los reptiles eran los dinosaurios. Lo corrijo. Gracias!!! Por cierto, paleofreak es un buen blog :-)

    Salud!

  13. #13.- Enviado por: Charles

    El día 20 de agosto de 2010 a las 10:00

    #6 Edulcorado No entiendes los mecanismos de la evolución. La inteligencia humana (o de cualquier ser extraterrestre, suponiendo que exista) no es culminación ni desembocadura de nada. La cognición es un producto natural, y las reglas por las que algunos seres la desarrollaron hasta derivar en el sapiens sapiens fueron las mismas que determinaron el desarrollo de los seres pluricelulares o que a un animal le salieran plumas, fueron y siguen siendo las mismas. No somos la cúspide de ninguna pirámide. Te recomiendo un libro que te ayudará a entenderlo: “El cuento del antepasado” de Richard Dawkins. Parte del hombre (como si en efecto fuera esa cúspide de la “creación”) y marcha hacia atrás… Una maravilla.

  14. #14.- Enviado por: omalaled

    El día 20 de agosto de 2010 a las 10:19

    Charles: No sé si Edulcorado lo leerá, pero te garantizo que yo sí
    Gracias!! :-)

    Salud!

  15. #15.- Enviado por: Mutatur in illis

    El día 20 de agosto de 2010 a las 15:40

    Omalaled: La pregunta iba para el primer comentario. Ya que su argumento en favor de un diseñador inteligente es que no se ha creado vida en laboratorio (?), imagino que los IDiots habrán sido capaces de crear un diseñador inteligente que demuestre su… “hipótesis” ;)


  16. El día 20 de agosto de 2010 a las 21:52

    [...] Historias de la ciencia | [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera historiasdelaciencia.com/?p=499 – view page – cached + omalaled en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Charles en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + omalaled en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Nachop en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera * Recientemente + [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Robert Hooke + Emily Rosa +… Read more+ omalaled en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Charles en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + omalaled en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Nachop en: [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera * Recientemente + [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera + Robert Hooke + Emily Rosa + [Libro] La ciencia y la vida + El sarampión * Categorías + Curiosidades (73) + Historias de la ciencia (236) + Libros (60) + Opinión (26) + Personales (8) + Recomendaciones (7) * Anteriores [Agosto 2010 (3).....] [BUTTON] * Los más leídos + Memorizar lantánidos y actínidos (64,207) + La Evolución a juicio (47,799) + El sistema Tierra-Luna (42,135) + El dilema del prisionero (35,364) + El modelo de Bohr (30,659) + ¡Ojalá lo supiera! (28,573) + Radios atómicos (28,050) + Cuando los ingenieros se ponen en la piel de los gestores (27,253) + Las cien mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial (27,001) + [Libro] Lágrimas por una medalla (21,867) * Los menos leídos + [Libro] Por qué la Teoría de la Evolución es verdadera (810) + Jornadas de Blogs y Ciencia de Granada (1,667) + [Libro] La ciencia y la vida (2,012) + John Tinlot (2,626) + 100 años de relatividad (2,628) + Enanas marrones (2,629) + Stanislaw Ulam y el método Montecarlo (2,629) + ¿Ha visto Ud. alguna vez al Papa? (2,629) + Prescott Joule (2,629) + Andrómeda (2,630) * Ayudan + ADSLZone + Móvil Zona + Reservar vuelos * Ciencia y técnica + Ciencia 15 + Ciencia de bolsillo + Ciencia para impacientes + Ciencianet + Científicos aficionados + El beso en la Luna + El número de Avogadro + El tamiz + Gaussianos + Javier Casado + Juan de la cuerva + La bella teoría + Malaciencia + MedTempus + Mundo de las matemáticas + Omnis scientia + Tecnología obsoleta + Tic-tac + Tio Petros * Dónde conseguir libros + Bibliotecas Públicas del Estado (BPE) + Diputació de Barcelona + Iberlibro + Kelkoo + Librería Catalonia (Barcelona) + Mundo del Libro + Tots els llibres (también en castellano) * Diccionarios + Diccionari català + Diccionario castellano * En català + Absurd Diari + Centpeus + El 7 Ciències + Karlos Calonge + La història t’ajuda a lligar + Matgala + Myrddin + Vaca * Libros descargables + Bibliotheka + Ciencia para todos + De Matemática + E-Books Directory + ebooksgratis + Librodot + Libros Gratis Web + Libros maravillosos + Literature Library + Planetalibro + Proyecto Gutenberg + Proyecto Gutenberg + Qué de libros + Repositorio de ciencia + Scribd * Miembro de + Club Lorem Ipsum (HAL9000) + Hispaciencia * Otros blogs de Historias + Historias con historia + Historias de España + Historias de la historia + Historias para opinar + Ovejas eléctricas + Pequeñas historias de la Nistoria Naval + SobreHistoria.com + Una breve historia * Paseo de vez en cuando + Asimov + Consumidor irritado + Halón disparado + Maelmori + Retroklang * Páginas de amigos + Bloggereando + David Ballester + Dónde dormimos + Dimonis de Badalona + El recreo + Gualba SenseFils + Jaume Bernadó + Página de Manel + Software libre View page Tweets about this link [...]

  17. #17.- Enviado por: Hejo

    El día 20 de agosto de 2010 a las 21:55

    A los creacionistas: por favor leer no ya libros científicos sino como mínimo los periódicos. Si lo hicierais sabríais que hasta el Vaticano ha rechazado la teoría del diseño inteligente por no tener suficiente base científica.
    Y en cuanto a la creación del universo, con sólo un poco de wikipedia podréis leer que las ecuaciones predicen que el universo nació espontáneamente… de la nada.
    Y si no estáis de acuerdo pues refutadlo científicamente: observaciones, experimentos, establecimiento de hipótesis y contrastación de las mismas mediante nuevas observaciones y experimentos. Si no es así, callaros.
    Y recordad por favor que la ciencia se ocupa del conocimiento positivo, contrastable; que la ciencia no se dedica a negar a Dios ni se entromete en el derecho a difundir la fé de cada uno. Eso sí: pide que si se la critica se haga con un mínimo de inteligencia y con datos en la mano.
    Estoy escribiendo como un maleducado. Lo sé y es que lo hago aposta, por que ya estoy harto de tantísima tontería.

  18. #18.- Enviado por: rayohauno

    El día 20 de agosto de 2010 a las 22:35

    Hola gente,

    Este video que muestra una posible explicación al surgimiento de la vida siempre me impresionó.
    No es científico en el sentido de que no está comprobado, pero parecen ideas muy plausibles. Si no fué así, probablemente haya ocurrido de manera similar.

    Los dejo con el video.

    http://www.youtube.com/watch?v=U6QYDdgP9eg

    Saludos

  19. #19.- Enviado por: omalaled

    El día 21 de agosto de 2010 a las 00:37

    Mutatur in illis: mecachis… no había pillado la ironía :-)
    Hejo: no es mala educación, sino dar tu opinión.
    rayohauno: está muy bien ese vídeo. Gracias.

    Salud!

  20. #20.- Enviado por: Lichi

    El día 21 de agosto de 2010 a las 00:41

    Muy buen post, como nos tienes acostumbrados.
    Lo que más me llama la atención de los religiosos es que se les hace imposible que todo lo que hay, haya surgido aleatoriamente, y necesitan un creador para tan complejo sistema. Ahora, no tienen ningún problema en aceptar que el creador (que debería ser mucho más complejo que el sistema creado) haya surgido espontáneamente, o lo que es peor, no tenga ni ppio ni fin.

    La ciencia no es más que un conjunto de reglas y patrones que surgen de observar. Por otro lado la religión se basa en que alguien diga algo, y suficiente número de gente lo repita por suficiente número de días/meses/anios…

  21. #21.- Enviado por: edulcorado

    El día 21 de agosto de 2010 a las 09:33

    Para Charles:
    No soy creacionista y si creo entender los mecanismos de la evolución, pero también creo que muchos científicos se ponen demasiado en guardia e insisten en una evolución absolutamente ciega, aleatoria , sin dirección y sin intención, (para distanciarse de cualquier argumento del que pueda valerse el enemigo creacionista.)
    El propio Dawkins dota a los genes de “intención y voluntad” egoista, algo muy poco científico, pero si didáctico.
    El propio Sagan habla de la inteligencia como un estado final donde la materia acaba siendo consciente de si misma.
    Ya sé que los mismos mecanismos evolutivos funcionan igual y en paralelo para la mosca de la fruta y para el ser humano.
    También lo es que la evolución tarde o temprano acaba creando inteligencia gracias a los genes “egoistas”.
    Por lo visto los genes pueden ser egoistas pero la evolución no puede ser inteligente…

  22. #22.- Enviado por: edulcorado

    El día 21 de agosto de 2010 a las 09:46

    Pd. No soy religioso, y el creacionismo no es ninguna teoría científica y su peor artimaña es que intente pasar como tal. Por si las moscas…( no de la fruta)

  23. #23.- Enviado por: edulcorado

    El día 21 de agosto de 2010 a las 10:49

    Pd2. Siento ser tan pelma, pero es que me da la impresión de que últimamente se da una excesiva importancia a los datos y las observaciones contrastables como un dogma absoluto, olvidándonos que esos datos se “interpretan” por seres humanos. Decir que los mecanismos de la evolución son “ciegos y aleatorios” sigue siendo una “interpretación”, no por ello exacta, de datos observados. La materia orgánica se “autoorganiza” de un determinado modo, siguiendo determinadas leyes, no de un modo ciego ni aleatorio. En el caos hay orden.
    Cuidado con los dogmas, no son exclusivos del mundo religioso, por lo que veo.

  24. #24.- Enviado por: Charles

    El día 21 de agosto de 2010 a las 19:21

    #21 Pues ahora parece evidente que no entiendes a Dawkins. Lo del “gen egoísta” es una metáfora. Si te lees El gen egoísta, lo entenderás…

    Y sinceramente no entiendo que significa dentro de un marco científico eso de “dar excesiva importancia a los datos”. Y sigues erre con erre con la cuestión de la aleatoriedad. Es la selección natural la que filtra y da sentido a la evolución, la que no la hace aleatoria, pero no por eso la evolución es una línea que conduzca a parte alguna. El sapiens sapiens podría no estar hoy sobre la tierra y nadie se habría enterado de ello (jeje, esto último es una broma).

  25. #25.- Enviado por: edulcorado

    El día 21 de agosto de 2010 a las 20:13

    Charles,
    Si estudias mi frase el gen “egoista” no es algo muy científico pero si “didáctico” lo entenderás, algo que de hecho no difiere de la explicación que has dado. Pero supongo que los prejuicios te impiden concederme el beneficio de la duda.
    Hipótesis: La evolución con el tiempo suficiente acaba creando inteligencia . ( no he hablado de homosapiens, aunque es un dato de lo más observable, por otro lado)
    Te suena esto a heregía científica?
    Desde luego no parece contradecir los datos y observaciones en el planeta tierra.
    El hombre de Neanthertal, sí se habria enterado y encantado con tu última broma Charles.

  26. #26.- Enviado por: Charles

    El día 21 de agosto de 2010 a las 20:35

    Vamos a ver, edulcorado, el problema es que el concepto “inteligencia” es tan flexible y tan sin límites como los distintos niveles de conciencia y de cognición que se dan en el mundo animal. Pero por contestarte de forma clara: no, la evolución no tiene por qué crear esa “inteligencia” a la que te refieres. Está claro que el único modelo que conocemos es el del planeta tierra y no tenemos con qué comparar, pero sí que conocemos los mecanismos básicos de funcionamiento del proceso evolutivo y esos mecanismos no llevan necesariamente a la aparición de “seres inteligentes”, en absoluto.

  27. #27.- Enviado por: Cesar

    El día 21 de agosto de 2010 a las 23:07

    Pensaba poner un link pero veo que Rayohauno se me ha adelantado, de todas maneras pongo una version un poco mas corta y en español.
    Realmente impresionante, una explicacion posible y mucho mas creible que el diseño inteligente.

    http://www.youtube.com/watch?v=snYd42FVEEI&feature=related

  28. #28.- Enviado por: Serenity

    El día 22 de agosto de 2010 a las 07:03

    Edulcorado: Lo de “ciego y aleatorio” es una forma coloquial de referirse a la selección de las especies como proceso impersonal, no teleológico.

  29. #29.- Enviado por: edulcorado

    El día 22 de agosto de 2010 a las 08:35

    Comprendo, todo lo que decís y comprendo como lo suelen explicar los divulgadores científicos, sobre que la evolución no lleva ninguna dirección concreta. Pero una vez “que todos sabemos lo que queremos decir” :
    Hipótesis 2:
    En un planeta tipo tierra y con unos miles de millones años, ¿ No acaba llevando la evolución a especies cada vez más diversas y complejas?

  30. #30.- Enviado por: Charles

    El día 22 de agosto de 2010 a las 10:28

    Edulcorado, la variedad (y la complejidad que obviamente se le asocia) es producto de la extensión de la vida por ambientes diferentes y cambiantes, pero eso no apunta a ningún tipo de diseño, sino a una “necesidad”: los seres se adaptan (y cambian) para sobrevivir (y aquí vuelvo a hablar en metáfora: los seres no cambian por su propia voluntad para adaptarse, sino que sobreviven los que cambian y se adaptan).

    Luego existe además otro tipo de malentendidos, a causa de una mirada (en gran medida, inevitable, desde luego) antropocéntrica. Una mayor complejidad no significa necesariamente mayor éxito, más bien al contrario. Las cianobacterias llevan al menos dos mil millones de años en la tierra y seguirán en ella cuando el sapiens sapiens haya desaparecido del mapa. Su secreto: que son simples. Desde nuestra visión, el éxito parece pertenecer a los seres más complejos, pero la realidad de la supervivencia (al fin y al cabo eso es lo que buscan los genes, simplemente: sobrevivir) es bien diferente.

  31. #31.- Enviado por: VISION DE LA REALIDAD

    El día 22 de agosto de 2010 a las 16:53

    Hola

    Sí he tenido la suerte leer todos estos opiniones ,pero ciertamente sorprendente la teoria,entre atraer una realidad que es otra ,habla de una forma de transformación, mutación henetica que es natural una manera y no es manipulada de los laboratorios .Fue un camino estos años de la naturaleza ,de manera silencio,potenciadas cambios “masculinos”con respeto lo más sensibles personas pero no se trata de discriminación ,ning un tipo de sexo .Es un cambio genetica hecho “no se”?’ tengo teorias ,pruebas ,que estan ,pero como laico y no centifico ,es delicado hablar muy claro.Pero es horrible no ver la realidad,que sisten humanos “hobres3 sexo”para comprender veamos la realidad ,ya ,sin mentiras ,nuestra cambio este signoXXI.Que no se trata provocación ,o de discriminación,es una forma de SEÑAL ,SEÑALES de la naturaleza .Estos seres de gran potencia de estética ,la comunicación,sus gestos ,son todos aman su propia sexo ,su pien ,los gestos ,altura de la 90 ciento son mismo peso ,=statistica que la formula correcta habla .Siempre estuve la suerte ver más muchas ocasiones que otros no lo vean,pero es una sensibilidad,o don que regalaba la naturaleza ,y como es un mensaje para todos estoy muy segura .La vida es todo señales ,cambio climatico ,la basura nuestra cielo..la galasia que cada día ,sierta más la teoria de una persona ,que no confunde antipasados ,son escritos de su libro todo que es u ,negros ,blancos ,seres de una distancia ,secretos que símbolico como una mas de su mensaje este mundo .Piensan,tiene mucho sentido este teoria .

    Un saludo Vr.
    Es como profundo már ,sentido de medicinal,pero la ritual que no vemos la realidad,es un fajo humano ,y estoy convencida que la medicina esta abajo de este agua ,presencia de una realidad,que cura muchas enfermedades ,y divina la realidad.

  32. #32.- Enviado por: edulcorado

    El día 23 de agosto de 2010 a las 09:28

    Charles:
    El mecanismo evolutivo lo explicas perfectamente. Me rindo, en ese marco no te puedo rebatir. Yo quería ir un puntillo más allá, pero reconozco que entra dentro de lo especulativo.
    De todos modos, sabemos que entre los millones de experimentos evolutivos que crea la propia naturaleza no tiene “necesariamente” por qué surgir inteligencia del mismo modo que si tiro una moneda al aire 1000 veces no tiene por qué “necesariamente” salir cara ninguna sola vez. Pero el sentido común…

  33. #33.- Enviado por: Fernando

    El día 23 de agosto de 2010 a las 11:10

    Lo bonito de la ciencia es que cualquiera puede participar, puesto que no se trata de creencias y no solo permite a cualquiera comprobar la veracidad de las distintas hipótesis sino que se basa en eso, en que nadie tiene por qué creer una hipótesis: puede comprobarla por si mismo.

    Es más, para que una hipótesis sea aceptada y se le dé un nombre tal como “Teoría de la evolución” ha de ser contrastada por mucha gente de forma independiente.

    Y una vez más, es compatible la teoría de la evolución con tener creencias religiosas, basta con ser un poco razonable y entender que TODOS los libros religiosos (la Biblia, el Coran…) se escribieron cuando se escribieron, para la gente de hace 2000 años, cuando toda la ciencia que hoy damos por sentada (¿la tierra rota alrededor del Sol?) por entonces ni se tenía la menor idea.

    La Biblia, hablando de algo que conozco, entre otras muchas cosas no es más que una mera recopilación de “cuentos” para explicar una serie de valores y enseñanzas.

    Como bien decía una profesora de religión hace muchos años: si crees en Dios, crees que todo parte de el, el como ha creado las cosas te lo explican los científicos.

  34. #34.- Enviado por: Fernando

    El día 23 de agosto de 2010 a las 20:03

    Hoy en Odisea han emitido el documental “Diseño inteligente: Darwin VS. Dios Episodio 1″
    http://www.odisea.es/guia-tv/ficha-del-programa/diseno-inteligente-darwin-vs-dios-episodio-1/976287_400257

    El lunes que viene (lunes 30 de Agosto) la segunda parte:
    http://www.odisea.es/guia-tv/ficha-del-programa/diseno-inteligente-darwin-vs-dios-episodio-2/976287_400259

  35. #35.- Enviado por: Moebius

    El día 24 de agosto de 2010 a las 05:54

    “Los Hombres despertaron el día de la creación en un planeta nuevo, con árboles y seres vivos recién creados y un montón de fósiles enterrados en el suelo.”

    Borges

  36. #36.- Enviado por: ElQueSeRieDeLosCreacionistas

    El día 24 de agosto de 2010 a las 11:44

    Entrar a debatir si la evolución existe o no, me parece darle la razón a toda esta panda de extremistas religiosos. La evolución se demuestra con cada movimiento que hacemos. El ser humano (y por extensión todos lo seres) aprendemos.Y al igual que lo hacemos nosotros, lo hace nuestro organismo. Para algunos parace que el hecho de encontrar restos de seres humanos de diferentes tamaños craneales, diferentes extremidades, diferentes utensilios en eras diferentes de la vida, sólo demuestra que simplemente, el Creador ha estado bajando de vez en cuando a toquetearnos el ADN. ¿No es la inteligencia la demostración más clara de evolución humana?

    En fin. El día que nos libremos de nuestras estúpidas creencias, empezaremos a ser libres y caminaremos hacia una meta común.
    La evolucion está ahí y la vemos cada día. Aunque ahora que lo pienso, hay seres humanos que no han evolucionado nada. Esperemos que la naturaleza se encargue de ellos.

  37. #37.- Enviado por: Alex Ignacio

    El día 25 de agosto de 2010 a las 12:47

    Tengo una duda, la inteligencia de los seres humanos es prueba de la teoria de la evolucion? Ya que no recuerdo donde lei que un bebe africano fue retirado de una tribu nomada del africa (que tenian los mismos habitos durante algunos siglos) y fue llevado a inglaterra donde su desempeno intelectual fue igual al resto.

  38. #38.- Enviado por: Hejo

    El día 25 de agosto de 2010 a las 22:52

    Alex:

    1- Todo ser vivo, o fósil, es una prueba más de la evolución. Los humanos somos un fruto más de la misma. Como cualquier otro animal. No estamos más evolucionados que una mosca, simplemente la mosca ha evolucionado ocupando un nicho distinto. Y si lo medimos en número de individuos, o en biomasa, hasta quizás le va mejor que a los humanos.
    2- El cerebro humano es muy flexible. Y las capacidades básicas para el aprendizaje, nos vienen dadas genéticamente: lenguaje articulado, relaciónar causa-efecto, reconocer y reaccionar a las emociones y comportamientos de los demás… El experimento que indicas, lo vemos cada día en los niños adoptados. Y a nadie le sorprende.
    Y el caso opuesto funcionaría exactamente igual: cualquiera de nosotros, si recién nacidos, hubiéramos sido dados en adopción a una familia Masai, ¿cómo nos comportaríamos? ¿Y significaría esto un retroceso en nuestra evolución?

  39. #39.- Enviado por: Jorge

    El día 27 de agosto de 2010 a las 14:31

    La discusión entre científicos y creyentes, más allá del tema evolucionismo/creacionismo, va a ser eterna porque es como querer que una manzana tenga a sabor a pera.
    Soy físico, tengo educación académica científica pero tengo educación católica recibida hasta que ingresé a la Universidad, de modo que creo que puedo hablar con fundamento tanto de una como de otra (asumo que la postura “católica” es indistinto a “religiosa”; es decir, doy por sentado que es lo mismo si hubiese tenido educación en cualquier religión)
    Heisemberg , el padre del “Principio de incertidumbre”, hombre no sólo inteligente sino sabio, dijo (palabras más, palabras menos) que “la física no estudia a la naturaleza en sí misma, sino a la naturaleza sujeta a la comprensión de los hombres”
    El comprendía que la física (generalizo a ciencia) estudia cierta “realidad”, y esta realidad es la que es factible de ser comprendida a través del método científico. Y esto es así simplemente porque no podemos ir más allá de aquello que podemos comprender. No podemos jugar al fútbol fuera del campo de juego.
    Comprendía así mismo, que podría existir una “realidad” que se encontrara más allá del campo de juego científico, pero como no lo podía acceder, no se ocupaba de él pues ¿qué sentido tendría?
    Como graficó Hawking, así como un chimpancé no puede comprender la teoría cuántica, ¿cuánto habrá que nosotros no podremos comprender jamás?
    Y aquí es donde entra a tallar la religión. Llamamos religiosos a aquellos que quieren describir la realidad que se encuentra más allá del campo de juego.
    Las colisiones entre los que se mueven dentro del campo de juego (los científicos) y los que se mueven en las tribunas (los religiosos) surgen cuando los jugadores quieren aplicar reglas del juego a los que están en la tribuna y viceversa. No podemos aplicar las reglas de unos al terreno de los otros. Es como querer jugar al fútbol en una cancha de tenis pero con la reglas del básquetbol, cuando el equipo contrario quiere usar las del voleibol.
    Así, no se puede jugar.
    Que cada uno atienda a su juego y asista como espectador al del otro. Si no nos gusta el deporte que practica, vamos a otro estadio o cambiamos de canal, pero no nos embarcamos en una discusión con los jugadores simplemente porque no nos gusta el deporte que practica…

  40. #40.- Enviado por: Moebius

    El día 27 de agosto de 2010 a las 18:28

    Jorge, el hecho de que unos digan que el maíz crece por obra y gracia de Dios y que “otros” traten de explicar mediante la biología ese crecimiento, el hecho de que se busque la comprensión de cómo funciona el universo, sin recurrir a artificios sobrenaturales…¿no te estará diciendo que tal vez, ese campo externo que viola todas las leyes a las que jugamos TODOS no existe…?

    Te lo pongo en estos términos..¿necesitamos a Dios para explicar este mundo?…¡no!

    ¿Necesitamos a Dios para obrar bien, y hacer el bien?…¡no!

    ¿entonces para qué recurrir a ese ente?!!!!!

  41. #41.- Enviado por: Jorge

    El día 28 de agosto de 2010 a las 00:11

    Moebius
    eso yo lo comprendo y lo comparto.
    No necesitamos a Dios para explicar el mundo que somos capaces de comprender.
    Como todo lo que está fuera de nuestra capacidad de comprensión no lo podemos abarcar, a qué viene preocuparse ni ocuparse?
    Sucede que comprendo que otra gente sí se ocupe.
    En lo que discrepo es que pretendan utilizar sus reglas de juego para intervenir en el mío (el científico) pero también discrepo en querer utilizar mis reglas para aplicarselas a su juego. De hecho ni siquiera me tomaría la molestia.

  42. #42.- Enviado por: omalaled

    El día 28 de agosto de 2010 a las 19:06

    Llego de vacaciones y me encuentro este debate en el que me permito entrar.
    Jorge: como tú, he sido educado en colegios religiosos hasta llegar a la Universidad y como tú (no del todo) soy casi físico, así que veo que tenemos formaciones similares… pero ideas bastante diferentes.

    Ante tdod, debo decir que veo tu postura bastante razonable, pero al argumentar saltan algunas preguntas a la vista y comentarios que no me parecen del todo ciertos.

    Veamos, si hay algo que escapa a nuestra comprensión, ¿quiénes son los religiosos o quien es cualquier persona digna de decir en qué consiste ese algo? ¿por qué ellos y no yo? ¿cuáles son las reglas para entender su juego? Porque en un juego donde yo imponga las reglas siempre ganaré yo? Y por último, ¿cuál de las personas que se autoproclama capacitado para decirnos qué es ese algo inalcanzable para nosotros es la verdadera y no un engaño y por qué? ¿cómo podemos distinguir una de otra y bajo qué criterio?

    Por otro lado, no debemos olvidar que la religión es un poder político y económico; y siempre ha querido explicar muchas cosas que luego se han visto falsas. Y que a día de hoy todavía haya quienes intenten que no se enseñe la Teoría de la Evolución y los “auténticos” religiosos no los rechacen de modo inmediato y categórico es algo que da que pensar en si realmente no se inmiscuyen en el terreno científico.

    Salud!

  43. #43.- Enviado por: Jorge

    El día 29 de agosto de 2010 a las 12:32

    Recientemente he encontrado este y otro blog en los que hay un espacio para debate que es valiosísimo. Sin embargo es un debate al que no estoy muy acostumbrado, ya que no es lo mismo que conversar. La interacción facilita la comunicación. De esta manera se presentan muchas idas y vueltas y las aclaraciones se me hacen largas…
    Vamos a ver que tan bueno soy tratando de ser claro en esto.

    Omalaled:
    “Veamos, si hay algo que escapa a nuestra comprensión, ¿quiénes son los religiosos o quien es cualquier persona digna de decir en qué consiste ese algo? ¿por qué ellos y no yo?”
    En realidad ninguno de los dos, pero de hecho quien está más cerca de “saber” lo que “no puede saber” es el científico, y por dos razones: 1- tiene una herramienta objetiva (la matemática) para evaluar y 2- tiene un procedimiento (el método científico) para aplicarla. Tanto la herramienta como su manual de uso han demostrado espectaculares resultados de modo que podemos decir que lo que obtenemos de su uso “lo sabemos”.
    Los relgiosos no pueden decir lo mismo.
    En cuanto a lo que no se “puede” saber (no lo que hoy no sabemos pero quizás sí mañana) es imposible de afirmar en qué consiste. Pero esto no quiere decir que no exista. Es bueno ser consciente que nuestra herramienta es muy buena y que combinada con nuestro cerebro han demostrado una simbiosis poderosísima, pero hay rincones del universo al que jamás podremos llegar.
    Hay otras mentes que pretenden explorar esos rincones y también tienen sus herramientas. Esto es lo que he tratado de resaltar, y comprendo su intención (no la de los que se abusan desde la cúpula de estructuras religiosas) lo que no quiere decir que comparta su herramienta ni metodología. De hecho no lo hago.
    Se entiende lo que digo?
    Ellos quieren saber lo que sabemos que no se puede saber; allá ellos con su esfuerzo…
    Sí comparto que es sumamente molesto que con su herramienta y procedimientos se metan donde no están homologados para participar. Y que además lo hagan con una autoridad que, como no se pueden ganar, la imponen.
    Por eso es que afirmo que son discuciones estériles que nunca llegarán a buen puerto.
    Con quien hay que conversar y llegado el caso discutir, es con quienes no han asumido esas posturas dogmáticas. Con ellos hay que hacer docencia.
    No me voy a tomar la molestia de contestarle a un fanático.

    Ahora me voy a ver la carrera de F1 y sigo cuando termine…

  44. #44.- Enviado por: Jorge

    El día 29 de agosto de 2010 a las 15:07

    Ya estoy de regreso

    Omalaled
    “¿cuál de las personas que se autoproclama capacitado para decirnos qué es ese algo inalcanzable para nosotros es la verdadera y no un engaño y por qué? ¿cómo podemos distinguir una de otra y bajo qué criterio?”

    Como dije enteriormente, nadie está capacitado para decirnos qué es lo que “hay” del otro lado de la frontera (que sí “sabemos” que está “por ahí”).
    Como ejemplo, retomemos al “Dragón en el garage” de Sagan.
    Cualquiera que entre en el garage munido de las herramientas científicas y sus procesos y haga un estudio exhaustivo encontrará lo que sea capaz de encontrar; por supuesto que no incluirá a un dragón.
    Si cualquiera postula que hay un dragón, pues la pregunta es obvia: ¿y tu cómo lo sabes? Si presenta pruebas irrefutables, revisaremos nuestras herramientas y procedimientos; si no lo son, le doy una palmadita en el hombro y me voy. A qué viene ensarzarse en una discusión dogmática? Bien podría haber un dragón como una vaca o nada. Punto.
    No es que no seamos capaces de demostrar que el dragón no existe, sino que ellos no pueden demostrar que efectivamente existe.
    Las discusiones con los dogmáticas tienen trampa, pues se plantean en el contexto equivocado.

    No tiene sentido que me ponga a discutir la existencia de Dios si nunca lo encontré en el garage; que ellos la demuestren y luego me ocupo de mis limitaciones.

    Lo realmente irritante es el poder y la impunidad con la cual imponen su dogmatismo y combaten a brazo partido a la razón (me refiero al poder del raciocinio y no a si soy dueño de la verdad ya que “sé” que puedo dejar de tenerla al día siguiente; pero esto no invalida al método que tiene la virtud de reveerse a sí mismo)

    Espero haber sido un poco más claro, y si no lo he sido, pues seguiré intentándolo.

    Saludos

  45. #45.- Enviado por: omalaled

    El día 30 de agosto de 2010 a las 14:14

    Jorge: en estos dos últimos comentarios coincidimos mucho más; pero en el anterior explicabas que no podíamos utilizar nuestras reglas del juego para inmiscuirnos en el suyo. Dices que no te tomas la molestia ni de pero este punto es importante. ¿Hay que tomarse la molestia de rebatirlo? Yo creo que sí. Sobre todo, cuando afirman tener un conocimiento inalcanzable por la ciencia.

    Por lo menos, hemos de ver si son los dragones de Sagan, y en ese caso advertirlo; y si hay falsedad, denunciarlo; al igual que hacemos con la astrología o la numerología. Si alguien dice sandeces, no dice cómo las sabe y encima nos las tenemos que creer y pretende que las enseñemos a nuestros menores, la cosa ya se sale de madre.

    Hemos de examinar todas las posibilidades bajo el método científico. Y si existe otro conocimiento, entonces, desenmascarar el método para llegar a él. Esa es mi opinión una de las labores del científico.

    Salud!

  46. #46.- Enviado por: Cesar

    El día 30 de agosto de 2010 a las 16:35

    Los que invalidan la razón deberían considerar seriamente si discuten contra la razón con o sin ella; si es con razón, entonces están estableciendo el mismo principio que se afanan por destronar; pero, si discuten sin razón (lo que, a fin de ser coherentes con ellos mismos deben hacer), están fuera del alcance de la convicción racional y tampoco merecen una discusión racional.

    Frase memorable de Ethan Allen.

  47. #47.- Enviado por: Vickman

    El día 1 de septiembre de 2010 a las 16:15

    Para: contesta educadamente.

    En los articulos de Darwin-Wallace leìdos ante la Linnean Society en 1858, que anunciaban el principio de la selecciòn natural, ninguno de los autores empleó la palabra evolución, que tampoco apareció en la primera edición de El origen de las especies (1859) Se lee por primera vez en la edición de 1869.
    El primero en utilizar el término evolución en este contexto fue Herbert Spencer. Wallace y Darwin lo adoptaron más tarde.

  48. #48.- Enviado por: rayohauno

    El día 3 de septiembre de 2010 a las 14:34

    Desde mi punto de vista, el hombre (como especie), primero quiso simplemente explicar, luego descubrió la ciencia la cuál es una particular forma de generar explicaciones. Creo que todos aquí sabemos mas o menos cuál es la diferencia entre simplemente dar una explicación, y dar una explicación científica. La segunda hace ejercicio contínuo de “contrastar las explicaciones con las experiencias con el fin de atribuirles a las primeras cuál es su grado de validez” (recordar que la ciencia es un método, y el mismo es más que simplemente contrastar explicaciones con experiencias).
    Creo que las religiones son sencillamente explicaciones que los hombres se dieron a si mismos en ausencia del método científico. Yo no digo que el método científico sea perfecto, pero creo que la asencia del mismo da lugar a que las explicaciones sufran de toda una gama propiedades que resultan indeseables a la hora de utilizar las explicaciones como elementos válidos de descripción de la naturaleza que nos rodea.
    Lo más importante de todo, es que la religión peca de no distinguir la fantasía de lo no fantástico.
    Por otro lado, teniendo en cuenta que la cantidad de pensamientos fantásticos posibles es en principio infinita, surge la pregunta de porqué algunas ideas fantásticas han arraigado con tanta fuerza.
    La respuesta creo yo que proviene de la siguiente observación.
    “Las religiónes han sido funcionales a una gran variedad de cuestiones, desde filosóficas, hasta políticas, es por ello que en el ejercicio religioso ocurre un proceso de selección y afianzamiento de ciertas ideas.”
    Es importante resaltar sin embargo, según creo yo, que quizás la religión no tiene sus orígenes en estas funcionalidades, sinó en el ejercicio humano de intentar encontrar explicaciones.
    Al decir estas palabras, me viene a la mente una imagen en donde hace miles y miles de años pequeños grupos de seres humanos se juntaban a conversar al lado de una fogata en medio de la noche…

    Saludos

  49. #49.- Enviado por: V

    El día 14 de septiembre de 2010 a las 23:14

    No sé si lo conoces o lo han mencionado por ahí arriba, pero yo te recomiendo el de Máximo Sandín “Pensando en la evolución, pensando en la vida”.

    Salud :)

  50. #50.- Enviado por: omalaled

    El día 15 de septiembre de 2010 a las 00:37

    V: me lo apunto. ¡Gracias!

    Salud!

  51. #51.- Enviado por: Adivagar

    El día 17 de septiembre de 2010 a las 13:57

    Interesantísimo post y blog en general. Solo quería proponerle un par de lecturas apasionantes para poder conocer su opinión:

    “¿Qué es la vida?” de Erwin Schrödinger, que no creo que sea necesario explicar quién es.

    “¿Cómo habla Dios?” de Francis Collins, director durante 9 años del proyecto Genoma Humano

    Ambos son reconocidísmos científicos cuya opinión es a tener en cuenta. Y sobre todo son libros con reflexiones muy interesantes.

    Un saludo.

  52. #52.- Enviado por: omalaled

    El día 17 de septiembre de 2010 a las 14:41

    Adivagar: el primero lo leí hace tiempo y el segundo ya lo tengo pedido en la biblioteca :-)

    Ya contaré :-)

    Salud!

  53. #53.- Enviado por: Rawandi

    El día 20 de septiembre de 2010 a las 16:00

    La opinión de Francis Collins sobre Dios no vale mucho, pues ha ido cambiando de modo atolondrado, cual auténtica veleta, a lo largo de toda su vida. Sus padres no le proporcionaron ninguna formación en materia religiosa porque eran “agnósticos” del tipo negligente. Como era de esperar, la presión de la ultrarreligiosa sociedad estadounidense hizo que Collins fuera cristiano durante su infancia y adolescencia. Al llegar a la Universidad, se sumergió en un ambiente laico y en consecuencia se hizo agnóstico. Tras convertirse en médico, decidió hacerse ateo. Lo más curioso es que, según explica el propio Collins en su libro, ninguno de estos cambios de opinión estaba basado en argumentos racionales.

    Collins retornó al redil del protestantismo después de leer al apologista cristiano C. S. Lewis. Como los argumentos del reaccionario Lewis son bastante flojos, podemos concluir que tampoco esta vez el cambio de opinión de Collins estaba basado en una argumentación sólida. Por cierto, Lewis es muy admirado por los creacionistas del Diseño Inteligente, algunos de cuyos lujosos folletos son editados por la “C. S. Lewis Society”.

Post a comment


× 4 = doce