Marie Curie

Publicado el 8 de mayo de 2007 en Historias de la ciencia por omalaled
Tiempo aproximado de lectura: 8 minutos y 9 segundos
Este artículo se ha visitado: 16.608 views

Durante el siglo XX ha habido muchos científicos destacados. Es sorprendente que entre tanto hombre, uno de los que con más fuerza ha significado los valores de la ciencia y de la humanidad sea una mujer: Marie Curie. Marcó un hito en la historia de la ciencia y se ha convertido en el símbolo de la mujer científica por excelencia. Y la verdad, ha habido muchas mujeres con muchas dificultades para llegar a la notoriedad científica, pero dudo mucho que haya existido otra que haya tenido dificultades como las que tuvo Marie.
 
Su carácter, su pasión por investigar y su capacidad de trabajo y sacrificio están totalmente fuera de escala. Se codeó con los mejores científicos, incluidos Einstein y Rutherford. Y todos con los que estuvo en contacto, absolutamente todos, le tuvieron un gran respeto. Necesitaré varias historias para contar (como nos gusta hacer en este blog) detalles personales y anécdotas de su vida. Pero es imposible hablar de ella sin dar una pincelada técnica sobre sus trabajos.
 
Marie quiso medir con toda exactitud la radiactividad recientemente descubierta por Henri Becqerel. Por aquella época, el instrumental de que se disponía era demasiado tosco para realizar mediciones precisas. Pierre Curie y su hermano Jacques habían descubierto la piezoelectricidad. Había ciertos materiales que al someterlos a presión, adquirían una diferencia de potencial y cuanto mayor era la presión, mayor era esa diferencia de potencial. Hoy día, la piezoelectricidad se aplica en los micrófonos, radiorreceptores, monitores, etc. Durante años,. los radiotransmisores se mantenían en frecuencia gracias a un cristal piezoeléctrico (actualmente los sintonizadores se fabrican usando condensadores variables basados en semiconductores llamados varicaps; gracias, apostillo, por el apunte).  
Pues bien, los hermanos Curie diseñaron y construyeron un aparato llamado electrómetro que era capaz de detectar corrientes muy pequeñas y Marie decidió utilizar dicho aparato para estudiar las radiaciones del uranio. El principio era el siguiente: la radiactividad del uranio arrancaba los electrones de los átomos transformándolos en iones. Esos iones eran capaces de transmitir una corriente eléctrica mejor que el aire sin ionizar. Así pues, la intensidad de los rayos del uranio se podía determinar midiendo la corriente eléctrica que el aire podía transportar. Dicha corriente podía medirse equilibrándola con uno de los materiales piezoeléctricos de Pierre y Jacques, con diferentes presiones. A una determinada presión, el cristal adquiría una diferencia de potencial suficiente para frenar la corriente.
 
Lo único que había que hacer era tomar el material e ir midiendo presiones. Se dio cuenta que la cantidad de radiación era siempre proporcional al número de átomos de uranio, inde­pendientemente de cómo estén combinados químicamen­te con otros elementos. Además, descubrió que otro metal pe­sado, el torio, también emitía rayos parecidos.
 
Apenas había cumplido los 30 y hacía sólo 6 años que había llegado a París, pero su nombre ya empe­zaba a sonar. Pierre, viendo lo interesante que era ese trabajo y que iba camino de convertirse en algo gran­de, abandonó su línea de investigación y se unió a la de ella.
 
El uranio se obtenía principalmente del mineral pecblenda (también se puede decir pechblenda). Cuando los Curie necesitaban más uranio, tenían que extraerlo de un trozo de este mineral. Por supuesto, antes de adquirirlo, Marie comprobaba que ese trozo tuviera suficiente uranio para que mereciera la pena, lo cual requería me­dir la radiactividad del mineral.
 
Y un buen día, en el año 1898, sucedió lo inesperado. Dieron con un trozo de pecblenda muy radiactivo. Tanto, que tendría que haber alber­gado más átomos de uranio en su seno que los que real­mente cabían. Asombrados, llegaron a la única conclusión posible: en la pecblenda había elementos aún más ra­diactivos que el uranio y como esos elementos no se conocían, tenía que tratarse de alguno que aún no se hubiese descubierto. Por otro lado, jamás se habían observado elementos extraños en la pecblenda, por lo cual debían de hallarse presentes en cantidades muy pequeñas. Y para que cantidades tan pequeñas mostraran tanta radiación, los nuevos elementos tenían que ser muy, muy radiactivos. La lógica era aplastante.
 
Los Curie comenzaron por fraccionar la pecblenda, sin perder la pista de la radiactividad. Eliminaron el uranio y, tal y como esperaban, la mayor parte de la radiactivi­dad persistió. Hacia el mes de julio de ese año habían aislado una traza de polvo negro que era 400 veces más radiactiva que el uranio; este polvillo contenía un nuevo elemento que se comportaba como el telurio (que no es radiactivo). Decidieron bautizar al nuevo elemento con el nombre de polonio, en honor de la patria de Marie.
 
Pero con ello sólo quedaba explicada parte de la ra­diactividad, así que siguieron fraccionando y trabajando sin tregua. En diciembre de ese año tenían una preparación que era aún más radiactiva que el polonio: contenía un nuevo elemento que poseía propiedades parecidas a las del bario, un elemento no radiactivo que ya se cono­cía. Los Curie lo denominaron radio.
 
Con todo, incluso sus mejores preparaciones sólo con­tenían ligeras trazas del nuevo elemento, cuando lo que necesitaban era una cantidad suficiente para verlo, pe­sarlo y estudiarlo. En la pecblenda había tan poco de ese elemento, que había que empezar con una cantidad muy grande de mineral. Así que los Curie se procuraron otra tonelada de pecblenda y trabajaron sin cesar durante otros cuatro años.
 
Marie Curie presentó en 1903 su trabajo sobre la radiactividad como tesis doctoral y recibió su título de doctora. Puede que haya sido la tesis doc­toral más grande de la historia: ganó, no uno, sino dos Premios Nobel. En 1903, el de Física, que se concedió a ella, a Pierre y a Henri Becquerel, por sus estudios de las radiaciones del uranio y en 1911, Marie recibió en solitario el de Química por el descubrimiento del polonio y del radio. Pierre había muerto trágicamente en 1906 arrollado por un coche de caballos.
 
Fin de la parte técnica. Visto así parece dicho y hecho; pero detrás de estos avances se esconde la historia de la lucha de una mujer que no conocía obstáculos. Veamos algo de sus tiempos de estudiante.
 
En el otoño de 1891 se matriculó una jovencita en el curso de ciencias de la Universidad parisiense de la Sorbona. Los estudiantes, al tropezarse con ella en los corredores de la Facultad, se preguntaban: ¿Quién es esa muchacha de aspecto tímido y expresión obstinada, que viste tan pobre y austeramente? Nadie lo sabía a ciencia cierta: “Es una extranjera de nombre impronunciable. Se sienta siempre en la primera fila en clase de física”. Las miradas de sus condiscípulos la seguían hasta que su grácil figura desaparecía por el extremo del corredor. “Bonito pelo”, decían. Su llamativa cabellera, de color rubio cenizo, fue durante mucho tiempo el único rasgo distintivo en la personalidad de aquella tímida extranjera para sus compañeros de la Sorbona.
 
Pero los jóvenes no ocupaban su atención; su pasión era el estudio de las ciencias. Consideraba perdido cualquier minuto que no dedicara a los libros. No hablaba con nadie. No entendía del todo bien el francés hablado, muy distinto del aprendido en los libros. Viendo que le faltaba base matemática, dedicó todo su tiempo libre a ir a la biblioteca para seguir estudiando. Trabajaba hasta bien entrada la noche y al acabar su primer año universitario se quedó en París para recibir clases complementarias de matemáticas. 
 
Demasiado tímida para hacer amistades entre sus compañeros franceses, se refugió dentro del circulo de sus compatriotas, que formaban una especie de isla polaca en medio del Barrio Latino de París. Incluso allí, su vida se deslizaba con sencillez monástica, consagrada enteramente al estudio. Sus ingresos eran algunos ahorros de su trabajo como institutriz que había realizado en Polonia y cantidades pequeñas que le enviaba su padre. Con todo ello pudo instalarse en una buhardilla.
 
Para ahorrar carbón no encendía el calentador, y pasaba horas y horas escribiendo números y ecuaciones sin apenas enterarse de que tenía los dedos entumecidos y de que sus hombros temblaban de frío. Tenía dos sacos de carbón para todo el invierno y sólo encendía el fuego cuando tenía visitas para ser hospitalaria. Tenía que subir dichos sacos hasta un sexto piso, por supuesto, sin ascensor. Se paraba en cada rellano debido al agotamiento. Iba a la biblioteca porque tenía que economizar y allí había luz de gas y estaba abierta hasta las diez de la noche. Luego, volvía a su buhardilla y allí seguía estudiando.
 
Llegó a pasar semanas enteras sin tomar otro alimento que té con pan y mantequilla. Cuando quería festejar algo compraba un par de huevos, una tableta de chocolate o algo de fruta. Apenas entraba en una carnicería: era demasiado cara. Nunca, jamás admitió que pasaba hambre o frío. 
 
Este régimen alimentario volvió anémica a la muchacha que unos meses antes había salido de Varsovia rebosante de salud. Frecuentemente, al incorporarse, sentía desvanecimientos y tenía que recostarse en la cama, donde a veces perdía el conocimiento. Al volver en sí, pensaba que estaba enferma, pero procuraba olvidarse de ello, igual que hacia con todo lo que pudiera entorpecer su trabajo. Jamás pensó que su única enfermedad era la inanición.
 
Sólo tenía un par de zapatos agujereados que se le caían a trozos. Para comprarse otros, tuvo que ajustar el presupuesto dejando de comprar comida y carbón. Aquel invierno fue uno de los más duros que se recuerdan. Un jarro de agua que había quedado cerca suyo amaneció con la parte superior congelada. El carbón se le había acabado y no podía dormir de puro frío. Fue a su baúl, reunió todos los trajes y mantas que encontró y los amontonó sobre la colcha. Todavía con frío, puso una silla encima para hacerse la ilusión que había más peso, cosas y calor.
 
Un día, sin embargo, se desmayó delante de sus compañeros. La noticia llegó a su hermana Bronia y su marido Casimir, ambos médicos, que también vivían en París. Este último fue inmediatamente a la buhardilla donde vivía Marie y vio los platos limpios, la cacerola vacía y el resto de la habitación, donde no encontró más que un paquetito de té.
 
- ¿Qué has comido hoy?
- ¿Hoy? No sé … Acabo de almorzar ahora mismo.
- ¿Qué has comido hoy?
- Cerezas, y no sé cuántas cosas más.
 
Por último, la obligó a confesar. Desde el día anterior, Marie no había comido más que una lata de rabanitos y media libra de cerezas. Había trabajado hasta las 3 de la madrugada y había dormido 4 horas. Había ido a la Sorbona y al regresar se había comido el resto de la lata de rabanitos.
 
Casimir estaba furioso consigo mismo. ¿Cómo no se había dado cuenta? Tomó a Marie y se la llevó a su casa. Al entrar llamó a gritos a Bronia. 20 minutos más tarde empezó a tomar los medicamentos necesarios: un bistec medio hecho y unas patatas fritas. Como por arte de magia, reaparecieron los colores en las mejillas de Marie.
 
Es muy difícil creer que esta mujer fuera la primera de su promoción en ciencias físicas, que más tarde emprendería su licenciatura en matemáticas y fuera, esta vez, la segunda de su promoción y que finalmente obtendría dos Nobel.
 
Volveremos con Marie Curie y con su marido.
 
Fuentes:
“Marie Curie”, Robert Reid
“La vida heroica de Marie Curie”, Eve Curie
“Momentos estelares de la ciencia”, Isaac Asimov
“Las damas de laboratorio”, María José Casado Ruiz
http://ichasagua.dfis.ull.es/cientificos/mariecurie.html



Hay 34 comentarios a 'Marie Curie'

Subscribe to comments with RSS

  1. #1.- Enviado por: danntara

    El día 8 de mayo de 2007 a las 02:53

    Es increíble… morirse de hambre y vivir para el conocimiento, eso sí que era tesón y tenía un objetivo bastante claro que la guíaba… Quedo en espera del resto… ;)

  2. #2.- Enviado por: Ambros

    El día 8 de mayo de 2007 a las 09:11

    Marie Curie, siempre ha sido uno de mis personajes históricos favoritos.

    Al igual que este blog es de mis favoritos. Muchas felicidades por llegar a la final del concurso. Gane quien gane es un éxito tremendo.

  3. #3.- Enviado por: Lyd

    El día 8 de mayo de 2007 a las 09:31

    Madre mía, y yo que no hago otra cosa que quejarme de lo mucho que estudio cuando, en realidad, comparada con ella, no doy un palo al agua (de hecho, ahora mismo debería llevar ya una hora de estudio y todavía no he cogido el libro). A este paso me voy a pegar un batacazo como el del cuatrimestre pasado. Me apasiona la ciencia, pero soy demasiado vaga; no sería capaz de hacer tantos sacrificios por ella. ^^

    La verdad es que Marie Curie era única. Yo también quiero seguir leyendo!

    Un saludo

  4. #4.- Enviado por: Andony

    El día 8 de mayo de 2007 a las 09:49

    Desde el punto de vista científico fué un genio, pero si además le añadimos las dificultades por las que tuvo que pasar, la eleva a otra categoría…

    Como ya han comentado, espero ansioso la continuación, ah! y buena suerte con el concurso ;)

    A cuidarse!

    Andony

  5. #5.- Enviado por: alberto

    El día 8 de mayo de 2007 a las 12:24

    Felicidades por ser finalista. Te deseo que consigas el premio y todo vaya estupendamente.

  6. #6.- Enviado por: apostillo

    El día 8 de mayo de 2007 a las 13:43

    Una corrección trivial

    La afirmacion “Cualquier radiotransmisor se mantiene en frecuencia gracias a un cristal piezoeléctrico” ha sido cierta durante mucho tiempo.

    Pero actualmente los sintonizadores se fabrican usando condensadores variables basados en semiconductores llamados varicaps http://es.wikipedia.org/wiki/Diodo_Varicap.

  7. #7.- Enviado por: Delirium

    El día 8 de mayo de 2007 a las 18:12

    Me parece que ya sé por qué no ganaré el Nobel…
    Demasiadas cenas de clase.

    Un saludo y felicidades por la nominación: espero que ganes (lo mismo diré en CPI, jejeje).

  8. #8.- Enviado por: JdJ

    El día 8 de mayo de 2007 a las 18:54

    Te merecías llegar a la final, Omalaled.

    En cuatro o cinco artículos tuyos hay un volumen de información culturalmente útil más elevado que en el número normal de un periódico. Y todo eso lo regalas.

    Eres un antiguo ;-)

  9. #9.- Enviado por: josera

    El día 8 de mayo de 2007 a las 20:27

    Pues mucha suerte en el concurso.

  10. #10.- Enviado por: panta

    El día 8 de mayo de 2007 a las 21:28

    Te felicito por tu página, me encanta cómo con anécdotas personales nos acercas la ciencia. Gracias
    P.D. : ya la haces en dos idiomas ¿para cuando en inglés? ;)

  11. #11.- Enviado por: omalaled

    El día 8 de mayo de 2007 a las 23:17

    danntara: prometido. Habrá más de Marie y Pierre Curie, que no se nos olvide el amigo Pierre.

    Ambos: muchas gracias.

    Lyd: ufff y lo que falta. Ya verás cuando explique lo austeramente que vivía.

    Gracias, Andony. A ver qué tal va :-)

    apostillo: es una buena corrección, y nada trivial. La corrijo.

    Delirium: Remo y yo hemos quedado para hacer unas cañas cuando acabe el follón. Seguramente Antonio, el de fogonazos, también se apunte. Hablaremos del sexo de los ángeles, a buen seguro :-)

    JdJ: gracias. Más que antiguo, yo ya me veo viejo :-)

    Gracias, josera.

    panta: pues en cuanto aprenda. Me encantaría saber el inglés suficiente para escribirla, pues lo haría sin la menor duda. ¿Alguien me echa una mano?

    Y repito las gracias a todos, en general, por vuestros ánimos. Así, sa gusto hacer un blog.

    Salud!

  12. #12.- Enviado por: medi

    El día 8 de mayo de 2007 a las 23:46

    Sort!!!

  13. #13.- Enviado por: omalaled

    El día 8 de mayo de 2007 a las 23:52

    Gràcies, medi :-)

    Salut!

  14. #14.- Enviado por: Carlos

    El día 9 de mayo de 2007 a las 00:10

    Me conmueve la historia por el sacrificio realizado por ella, un gran ejemplo para la humanidad. Por otra parte, te deseo lo mejor en la premiacion, saludos desde sudamerica.

  15. #15.- Enviado por: omalaled

    El día 9 de mayo de 2007 a las 10:11

    Gracias, Carlos. Y con Madame Curie sólo he contado un poquito :-) Hay mucho, muchísmo más.

    Salud!

  16. #16.- Enviado por: Ferre

    El día 9 de mayo de 2007 a las 17:30

    Historias de la Ciencia, CPI y Fogonazos: tres merecidísmas nominaciones, habituales en mis visitas blogueras. Pero si tengo que quedarme con uno, me quedo con estas historias que nos cuentas, Omalaled. Así que…¡mucha suerte!

    Saludos,

    Ferre

  17. #17.- Enviado por: Vailima

    El día 10 de mayo de 2007 a las 12:24

    Felicidades, te lo mereces. Un aplauso para tu blog.
    un abrazo

  18. #18.- Enviado por: Miski

    El día 10 de mayo de 2007 a las 12:25

    ¡¡¡Mucha suerte!!!

  19. #19.- Enviado por: Macluskey

    El día 10 de mayo de 2007 a las 16:34

    Mucha suerte en el concurso.

    De Marie Curie no puedo decir nada que no esté ya dicho, qué persona!! Menos mal que nació el siglo XIX; llega a nacer a mediados del XX y estaría ahora patentando los elementos que descubriera…

  20. #20.- Enviado por: Minerva

    El día 10 de mayo de 2007 a las 16:40

    Siempre ha sido mi personaje de la historia de la ciencia preferido.
    Hay una cita suya que me encanta y me parece muy descriptiva de cómo fue esta mujer:
    “La vida no es fácil para ninguno de nosotros. Pero… ¡qué importa!. Hay que preserverar, y sobre todo, tener confianza en uno mismo. Hay que sentirse dotado para realizar cualquier cosa y que esa cosa hay que alcanzarla cueste lo que cueste”

  21. #21.- Enviado por: Orzowei

    El día 10 de mayo de 2007 a las 19:20

    Muchas gracias por tu blog. Es todo un regalo. Estoy deseando que mi hijo crezca (tiene 2 años) para que pueda leer cosas como las que aquí se escriben.
    Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque sea cual sea el resultado final no va a subir ni bajar la increible calidad de tu blog.

  22. #22.- Enviado por: alberto

    El día 11 de mayo de 2007 a las 12:14

    Una lastima que no hayas ganado el concurso, en mi opinion te lo merecias mucho mas que ellos.

    Sin embargo seguiremos aqui a tu lado y aprendiendo todo lo que quieras enseñarnos.

  23. #23.- Enviado por: Hairanakh

    El día 11 de mayo de 2007 a las 16:41

    Ahora que no has ganado, te felicito ;-) Porque SUBcampeón, como todo el mundo sabe, es más que campeón :-)

    ¿Hubo cerveza?

  24. #24.- Enviado por: Voltaire-

    El día 11 de mayo de 2007 a las 18:12

    Felicitats! Casualment t’he “retrobat” buscant informació sobre un motor elèctric de 7 espires (et recomano que posis això al google: “motor eléctrico 7 espiras”)
    M’he trobat un nou wiki per a mi, el wikimaker, ple d’invents supercuriosos i fàcils de fer i hi havia una referència al teu blog en un enllaç de segon grau.
    M’alegra saber que encara vas farcint de continguts aquest espai tan interessant i també m’alegra que vagis sent “reconegut” en els ambients blocàires, no pateixis, l’any que ve treuràs el sub ;)
    Petons i abraçades: Lluís.

  25. #25.- Enviado por: omalaled

    El día 11 de mayo de 2007 a las 22:08

    Ya estoy de vuelta a casa … ¡NO PUDO SEEEEERRRRRRRRRRR! Ganó Fogonazos … orejas gachas …

    Ferre: muchas gracias.

    Valima: lo mismo digo (creía que os encontraría en el festín).

    Miski: no la hubo :(

    Macluskey: que sí hombre, si hubiera nacido en el siglo XX sería Patarroyo :D

    Minerva: no conocía esa frase, y mira que he apuntado un montón de ella. Gracias.

    Orzowei: gracias, hombre; aunque tu hijo me verá como un viejo refunfuñón :-)

    Alberto: gracias, de verdad; pero no es cierto que yo lo mereciera más que los otros. Lo importante es divulgar, atraer, sorprender con la ciencia para que todos nos deleitemos con ella. Yo reconozco que tanto Remo como Fogonazos tienen un estilo mucho más cercano al lector. Los tres blogs tenemos diferentes visiones de la ciencia (y de la vida) y cada uno toma el estilo con el que se siente más afín. Cualquiera de los tres tiene como objetivo divulgar y eso es lo importante. Ganar un concurso de este tipo no es más que la decisión de un jurado.

    Yo tengo poco que enseñaros, simplemente, os planteo historias para que penséis en la ciencia y en lo que significa para la humanidad y algo sobre lo que el pensamiento crítico o científico puede aportar a la sociedad. Pero planteo, nunca enseño. Un servidor, en el fondo, no es más que un ignorante y un ingenuo.

    Hairanakh: las hubo … y te las perdiste, ¡chincha! :-)

    Voltaire-: moltes gràcies, home. I ja veig que tú també vas buscant més informacions sobre motors. Es bo mantenir els bons costums. Petons i abraçades també :-)

    Salut!

  26. #26.- Enviado por: Consumidor irritado

    El día 12 de mayo de 2007 a las 10:15

    Dejando al lado la maravillosa historia de Marie Curie mi mas sincera y efusiva enhorabuena por el exito del blog como finalista de 20minutos, parafraseando un eslogan “porque tu lo vales”.

    Un abrazo

  27. #27.- Enviado por: omalaled

    El día 12 de mayo de 2007 a las 23:36

    Muchas gracias. La verdad es que ser derrotado por Fogonazos o CPI en ciencia es, no sé, como quedar segundo en una carrera de bicicletas con Miguel Induráin.

    Salud!

  28. #28.- Enviado por: .Marfil.

    El día 14 de mayo de 2007 a las 03:28

    Omalaled en otro post habías anotado ésta cita de Curie también:

    “La humanidad, evidentemente, tiene necesidad de hombres prácticos que sacarán el máximo de su trabajo y, sin olvidar el bien general, salvaguardarán sus propios intereses. Pero la humanidad también tiene necesidad de soñadores, para quienes los prolongados desintereses de una empresa son tan cautivadores que les es imposible consagrar cuidados a sus propios beneficios materiales.

    Sin duda alguna, esos soñadores no merecen la riqueza, puesto que no la desean. De todas maneras, una sociedad bien organizada debería asegurar a esos trabajadores los medios eficaces para cumplir su labor, en una vida libre de toda preocupación material y libremente consagrada a la investigación.”

  29. #29.- Enviado por: alberto

    El día 14 de mayo de 2007 a las 12:23

    Evidentente cada uno hace lo que quiere, como quiere y cree conveniente, y por la misma razon es solo una cuestion de gustos (el del jurado en este caso), sin embargo les segui una temporada y no me convencieron y en cambio aqui sigo y muy contento de que tu tambien lo hagas.

    Gracias por seguir con nosotros

  30. #30.- Enviado por: omalaled

    El día 14 de mayo de 2007 a las 15:20

    La recordaba, Marfil … es una frase imporesionante.

    Gracias a vosotros, Alberto. Personalmente, reconozco que ambos, tanto Fogonazos como CPI son unos fuera de serie. Como tú mismo dices, es cuestión de gustos; gracias por ser el mío el que te gusta más :-)

    Salud!

  31. #31.- Enviado por: Nelor

    El día 21 de mayo de 2007 a las 17:35

    Este Domingo pasado, en radio 5 todo noticias, en la sección “Vidas Contadas” hablaron de Marie Curie, y comentaron muchas de las cosas que has escrito tú aquí, como que apenas comía, que casi no tenía dinero para carbon, que era callada, tímida y muy centrada en sus estudios, etc. Me hizo grácia escucharlo y comprobar que todo lo que dijeron ya lo había leido días antes en tus magníficas historias de la ciencia.

    Saludos!

  32. #32.- Enviado por: omalaled

    El día 22 de mayo de 2007 a las 22:59

    ¡Ohhhhh! y yo me lo perdí … Desgraciadamente, se habla mucho Marie Curie y olvidamos a Pierre Curie que también fue un hombre excepcional. Tengo en el horno lo que dijo un peridista de la época de él … bocato di cardinale :-)

    Salud!

  33. #33.- Enviado por: JuaN

    El día 22 de junio de 2007 a las 22:51

    He estado leyendo algunas de tus historias (sólo he tenido tiempo para leer algunas pero prometo intentar leerlas todas) que me parecen magníficas por su amenidad y por lo extraordinariamente ejemplar de los personajes que en ellas se describen.

    También he leído los comentarios, muchos de los cuales son también muy interesantes y demuestran el nivel de tus lectores (no pretendo con esto decir que mi nivel sea muy alto, muy al contrario). Aunque con un par de meses de retraso he visto el comentario de “apostillo” en el que parece indicarse que los diodos varicap han sustituido en gran medida a los cristales piezoeléctricos.

    Sin ser un especialista en el tema me parece que dicha afirmación no es correcta. Un diodo varicap es, a todos los efectos, un condensador de capacidad variable y ha sustituido a aquellos voluminosos condensadores variables hechos con láminas metálicas y movidos con cuerdas y sistemas de poleas en los dispositivos más antiguos. En cualquier caso estos diodos son utilizados, como dice “Apostillo” en los sintonizadores, en los cuales queremos digamos ajustarnos (sintonizarnos) a frecuencias variables, cada una de las cuales corresponde a la portadora de alguna emisora de radio o televisión.

    En los emisores interesa producir una onda portadora, que luego se modula adecuadamente (FM, AM) y cuya frecuencia nos interesa que sea lo más estable posible para que no se mezcle con las portadoras de otros emisores. Esta onda portadora la produce un circuito oscilador y para estabilizar su frecuencia se han utilizado y se siguen utilizando los cristales piezoeléctricos. Es una forma sencilla y económica de conseguirlo.

    Otra aplicación de estos cristales, que en el fondo es la misma: estabilizar un circuito oscilador, se da en los relojes electrónicos. ¿Quién no ha oido hablar de los relojes de cuarzo? Hay otros dispositivos estabilizadores de las oscilaciones pero hoy por hoy no han desplazado a los cristales piezoeléctricos, que yo sepa, pero
    no son los diodos varicap.

    Mi ánimo no es polemizar con “Apostillo” sino dar mi punto de vista sobre su comentario que has incluido en tu artículo. Perdón por la extensión y lo rollista de mi comentario. Sigue por favor con tu blog, yo lo he recomendado ya a varios de mis amigos.

    Un saludo.

  34. #34.- Enviado por: amiga de la ciencia

    El día 27 de junio de 2007 a las 00:44

    notable…algo habia leido antes …es que marie curie es mi idola maxima junto a einstein…por eso estudio fisica..eso si no creo que podria hacer tantos esfuerzos…de hecho en una semana tengo una prueba global y deberia estar estudiando
    ultima cosa…que bueno este blog…