Cuerpos extraños en nuestro cuerpo

Publicado el 12 de octubre de 2006 en Curiosidades por omalaled
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos y 2 segundos
Este artículo se ha visitado: 10.085 views

El artículo de hoy jamás debería haber sido escrito en un blog como este pero no he podido resistir publicarlo. Se advierte que puede herir la sensibilidad del lector. Os voy a hablar de objetos encontrados en los interiores del cuerpo humano que han sido introducidos a través de sus esfínteres y que al no poder sacárselos, o por las razones que sea, acabaron en el hospital. Antes de que me deis una regañina u os llevéis las manos a la cabeza os diré en defensa propia que todo lo que pondré a continuación está publicado en diferentes y famosas revistas médicas. Por otro lado, es un mensaje a los estudiantes de medicina o enfermería de las cosas que podrán encontrarse por el mundo. Estáis avisados por si no queréis leerlo. Hecha la advertencia, vamos allá.

Empecemos por los objetos introducidos vía vaginal.

Una mujer de 64 años que se quejaba de incontinencia urinaria y resultó que tenía un tapón de plástico ya calcificado con el paso del tiempo; a otra mujer de 56 años aquejada de hemorragia vaginal fuera del período de menstruación le fue encontrado un trozo de cristal clavado en el fondo de su vagina (¿de dónde habría salido?); otra de 52 años que en medio de un juego sexual su compañero le había introducido dos bolas chinas habiendo podido sacar sólo una de ellas. Pero hay más objetos dignos de mención como huesos, tampones, bolas de billar, termómetros, botellas, vasos, lápices, pepinos, etc.

Una mujer de 69 años que tenía una botella que su marido le había introducido hacía 7 años porque no le era posible hacer el coito. Parece ser que se olvidaron y la buena mujer se acordó al poco tiempo de fallecer el esposo. Aunque el más curioso fue el de una mujer de 87 años que murió de forma inexplicable. Al hacerle la autopsia vieron que tenía un brazalete de jade de 6,5 cm de diámetro. Parece que se lo había introducido en los años cuarenta durante la guerra para evitar que se lo robaran. Deberían haberle dicho que acabó hace mucho.

Otra mujer que hacía las heces de color negruzco debido a la presencia de sangre, al hacer las radiografías pertinentes vieron que llevaba en el recto un puñado de monedas, la mayoría de 25 pesetas. No debía ser una gran fortuna.

Y ahora vamos con los objetos introducidos vía rectal que son mucho más variados.

Una publicación en el British Journal of Hospital Medicine nos habla de un hombre de 64 años que ingresó por estreñimiento. Quizás recordando que a los lactantes se les estimula el esfínter anal con la punta del termómetro, se introdujo un hervidor de huevos que funciona en el microondas. Es un aparato de unos 11 cm de diámetro en su punto más ancho. Claro, el estreñimiento no se le pasó; pero lo curioso es que los médicos no pudieron quitárselo con los dedos. Fueron a la sala de partos para pedir ¡unos fórceps! con los que sacaron el aparato como la cabeza de un bebé.

Un recluso de una penitenciaría federal de EEUU llegó al hospital, esposado de pies y manos, para ser operado. Los cirujanos, a veces, ponen analgésicos en forma de supositorios y al intentar introducir uno en este recluso vio que algo bloqueaba la acción. Eran nada menos que las llaves de las esposas. El doctor Joel Parlow (el médico protagonista) afirmó como conclusión que “la administración de analgésicos por vía rectal en el quirófano puede tener un beneficio añadido como puede ser su utilidad para abortar un plan de fuga”.

Los doctores David Busch y James Starling escribieron en una prestigiosa revista de cirugía en 1986 un artículo titulado “Cuerpos extraños en el recto: casos clínicos y revisión extensa de la literatura mundial”. Seguro que debe haber más, pero estos, al menos, se divulgaron.

Hay casos en que los autores los comentan uno por uno, tales como quien se introdujo dos fluorescentes, media sierra de joyero, una lata de aceite con un trozo de patata (quién sabe si pretendía freírla), un trozo de madera con un cacahuete, el mango de un paraguas con el tubo de una lavativa, todas las cabezas de fósforo de una caja de cerillas (¿un pirómano?), 402 piedras, dos pastillas de jabón, incluso uno que con ayuda de su amante se introdujo todo lo que pilló: unas gafas, una llave de maletín, una pitillera y una revista.

En dicho estudio, el número de botellas y tarros de forma diversa asciende a 31 y el de vasos y copas a 12, 7 tipos de bombilla y 6 de tubos.

Un individuo se introdujo una botella por el recto con una cuerda atada, pero parece ser que igualmente tuvo que ir a urgencias (¿qué pasaría con la cuerda?).

Algunos son glotones, pues se introdujeron alimentos como una manzana (alguno hasta dos), dos plátanos, cuatro zanahorias, tres pepinos, dos cebollas una chirivía, una patata, un salchichón, un nabo y un llantén entre otros. El llantén es una planta medicinal que culmina en forma larga de espiga y tiene propiedades, según dicen, aliviatorias de diarrea y hemorroides; pero hay que especificar que sólo tiene esos efectos cuando se utiliza como infusión para beber. Por otro lado, el paciente lo introdujo con un condón.

Algunos son obreros, pues se describen casos de un mango de hacha, diez palos de escoba o fregona, un cuchillo romo (que no tiene dientes), un picahielo, un afilador de cuchillos, dos manos de mortero, una espátula de plástico y una cuchara.

También hay de otros tipos como un cirio, unas tenacillas de rizar el pelo, una varilla de hierro, un bolígrafo, un destornillador, un cepillo de dientes, un muelle de alambre, globos, preservativos, dos pelotas de béisbol, una de tenis (las de béisbol, haciendo esfuerzos se puede entender, pero ¿la de tenis con la pelusilla?), un tapón de corcho, un bote de talco, un frasco de champú, una caja de velas, tres cuernos de animales varios, una cadena de oro, dos piedras, el mango de un látigo y hasta (ojo al dato) un rabo de cerdo congelado.

Y eso que el estudio fue sólo hasta 1986. Supongo que desde que están las nuevas tecnologías la variedad habrá ido en aumento.

Lo que más me hace reír es que hace poco leía que en meneame que los EEUU no han aceptado a trámite una apelación contra una ley del estado de Texas que prohíbe la posesión de objetos que simulen la apariencia de los órganos sexuales como los vibradores, cuando en el listado de todo lo anterior sólo hubo 23 de estos aparatos. Como esto siga así, creo acabarán ampliando dicha ley.

Un servidor es un acérrimo defensor de los derechos individuales y del uso que cada uno quiera dar a sus esfínteres; pero quienes hacéis esto, amigos míos, ¿no creéis que os pasáis un poco?

Fuentes:
“Si Galileo levantara la cabeza”, Oscar Giménez
http://www.horfres.com/p-chirivia.htm
http://www.herbogeminis.com/llanten_mayor.html



Hay 24 comentarios a 'Cuerpos extraños en nuestro cuerpo'

Subscribe to comments with RSS

  1. #1.- Enviado por: vailima

    El día 12 de octubre de 2006 a las 12:12

    Ostras, desconocía ese uso de muchos de los objetos que nombras. Vamos, una conoce lo típico, las hortalizas en forma de pene y la botella de cocacola. Vamos, que hay gente “pa tó” es ahora una verdad como un templo.
    Por cierto, magníficas tus apostillas. Me han hecho reir de lo lindo. Lo del sector de la construcción no tiene precio y lo de la glotonería no digamos…

  2. #2.- Enviado por: Ferre

    El día 12 de octubre de 2006 a las 12:23

    Luego dirán los médicos que se aburren. Ja. Claro que en vez de médicos, en algún caso deberían haber llamado a un arqueólogo (en busca de un antiguo y remoto tesoro de jade).

    Saludos,

    Ferre

  3. #3.- Enviado por: langostina

    El día 12 de octubre de 2006 a las 13:57

    Si es que hay gente para todo, yo conozco un médico que me contó que un cura iba con un cirio en su esfinter y se excuso diciendo que se habia caido barriendo y eso habia entrado accidentalmente jajajja. La pregunta es ¿Como barre este señor sin calzoncillos? menuda caida eh!!!

  4. #4.- Enviado por: Veva

    El día 12 de octubre de 2006 a las 14:42

    ¿De verdad se olvidan las señoras de llevar algo en su vagina durante años?
    Asombradita me quedo.
    ¡Qué pena de vida sexual tendrían! ¿¡no!?

    Y me asombro aún más de todo lo que cabe en un cuerpo por sus orificios naturales. Si es que somos muy elásticos.

  5. #5.- Enviado por: omalaled

    El día 12 de octubre de 2006 a las 16:11

    vailima: es que me lo pusieron en bandeja …

    Ferre: no quiero pensar en los comentarios de los médicos. La situación del paciente debe ser algo vergonzosa (al menos, para mí lo sería).

    langostina: la que tenía un trozo de vidrio en la vagina declaró que se le habí roto un espejo y dijo que un trozo le había ido allí … va a ser verdad que lo de romperse un espejo trae mala suerte.

    Veva: eso yo no lo entiendo. Llevarlo y olvidarse ¡incluso años! No sé, debes tener razón: somos myt “elásticos”.

    Salud!

  6. #6.- Enviado por: Consumidor irritado

    El día 12 de octubre de 2006 a las 22:19

    Una extraña historia, una vez mas la realidad supera a la ficción…

  7. #7.- Enviado por: Esteban

    El día 12 de octubre de 2006 a las 23:00

    Con las nuevas tecnologías habrá de todo, es cierto… Hasta en House se han hecho eco de este tema XDDD

    http://queduro.blogspot.com/2006/10/dr-house-y-su-gran-filosofa.html

  8. #8.- Enviado por: alvarhillo

    El día 12 de octubre de 2006 a las 23:31

    Parece mentira lo que la piel estira. Me duele nada mas de pensarlo. Te dejo una web de radiografías que tiene algunas de introducciones varias.
    http://www.unusualxrays.eu/
    Un saludo.

  9. #9.- Enviado por: omalaled

    El día 13 de octubre de 2006 a las 10:05

    Gracias por el comentario, Consumidor.

    Muy buenas las radiografías, alvarhillo y muy gracioso el vídeo … un mp3. Si ya se sabe, las nuevas tecnologías tienen multitud de aplicaciones.

    Salud!

  10. #10.- Enviado por: JdJ

    El día 13 de octubre de 2006 a las 13:38

    Impresionante, como de costumbre.

    Las únicas historias de este tipo que yo conocía tienen que ver con introducciones voluntarias. Suelen ser casos de presos que se tragan algo o bien para ser ingresados y tener más oportunidad de escapar; o bien como medida de autolesión reivindicativa, como hacían algunos presos de la COPEL (Coordinadora de Presos en Lucha) a finales del franquismo e inicios de la transición.

    Que yo recuerde, éstos últimos se tragaban alambres de los colchones o grifos arrancados de los lavabos. Uno incluso se tragó un cristal.

    Joder, se me está yendo el hambre…

  11. #11.- Enviado por: adastra

    El día 13 de octubre de 2006 a las 15:19

    «[...] la administración de analgésicos por vía rectal en el quirófano puede tener un beneficio añadido como puede ser su utilidad para abortar un plan de fuga [...]»

    ¡JAJAJAJAJAJAJA! Qué coñón el hombre :D Me he reído un rato con la historia, Omalaled. La realidad siempre supera a la ficción :)

  12. #12.- Enviado por: alvarhillo

    El día 13 de octubre de 2006 a las 16:00

    Me alegra que te hayan gustado las radiografias, aunque el video de House lo ha enviado Esteban, no yo y hay que reconocerselo. Por cierto la escena es buenisima.
    Un saludo.

  13. #13.- Enviado por: Esteban

    El día 13 de octubre de 2006 a las 18:49

    jejeje, gracias alvarhillo. Por cierto, ayer, hablando con una amiga enfermera nos echamos unas risas cuando le comenté lo que cuentas en la nota, aunque la pobre todavía no se puede explicar cómo leches hizo la señora del brazalete…

    Y no os cuento cómo nos partimos el pecho con el tema del llantén con condón… XDDD

  14. #14.- Enviado por: Unforgiven

    El día 15 de octubre de 2006 a las 06:14

    Soy medico y en una conferencia que asistì de proctologìa nos enseñarona radiografìas de un tipo que se metiò un bat… ya lo decìa el ponente, son objetos extraños en el recto, si, extraños para el mèdico pero no tanto para el paciente…

    Unforgiven.

  15. #15.- Enviado por: omalale

    El día 16 de octubre de 2006 a las 10:23

    ¡AYyyyyy! :-)

    Salud!

  16. #16.- Enviado por: Nelor

    El día 17 de octubre de 2006 a las 10:38

    Alucino pepinos!! (Qué mejor fruta para alucinar con estos casos clínicos!!)
    Sin más comentarios.

    Nelor

  17. #17.- Enviado por: joana

    El día 6 de noviembre de 2006 a las 12:41

    Me he quedado con la boca abierta!!!!!!

    Eso sí, me he reido de lo lindo. La especie humana nunca deja de sorprenderme.

  18. #18.- Enviado por: omalaled

    El día 6 de noviembre de 2006 a las 13:00

    Yo me hago cruces. Algunos objetos puedo entenderlos, pero el del rabo de cerdo … imagina la acción: paras, vas al congelador, lo buscas, vuelves … demasiado complicado, ¿no? :-)

    Salud!

  19. #19.- Enviado por: joana

    El día 6 de noviembre de 2006 a las 13:30

    Y la madera con el cacahuete??? qué significa eso?? jajajajajaja

  20. #20.- Enviado por: omalaled

    El día 6 de noviembre de 2006 a las 13:34

    No lo sé: lo ponía en el libro … lo prometo :-)

  21. #21.- Enviado por: Liberto

    El día 8 de noviembre de 2006 a las 10:49

    Hace poco he sabido de una mujer que va de abogado en abogando afirmando que un amante le introdujo un chip en el recto y que desde entonces está siendo controlada por él. Además ha desarrollado su propia teoría conspiratoria acerca del dominio de la humanidad por medio de chips introducidos en salva sea la parte. Hasta donde yo sé no se ha hecho mirar por un médico, pero seguramente le dará igual. Que una buena conspiración no te estropee la realidad.

  22. #22.- Enviado por: omalaled

    El día 8 de noviembre de 2006 a las 10:54

    Me encantaría saber lo que diría si le preguntaran cómo se lo introdujo … :-)

    Salud!

  23. #23.- Enviado por: ddaa

    El día 5 de diciembre de 2006 a las 20:52

    La web de referencia para estos casos es “Rectal Foreign Bodies” http://www.well.com/user/cynsa/newbutt.html. Los más espectaculares, un obús antiaéreo http://www.well.com/user/cynsa/newpiles.html#shell (con carga y todo, lo que obligó a que, además del equipo médico habitual, se personaran en el quirófano unos artificieros) y un enema de cementohttp://www.well.com/user/cynsa/newbutt.html

  24. #24.- Enviado por: omalaled

    El día 5 de diciembre de 2006 a las 22:40

    ¡Ayyyyyyyyy! ¡por favor! … un obús antiaéreo con carga …

    Muy bueno :-)

    Salud!