¿Que és la conciencia? ¿Qué es pensar?

Publicado el 19 de enero de 2013 en Opinión por omalaled
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos y 39 segundos
Este artículo se ha visitado: 18.132 views

No recuerdo en qué libro leí que si algún día éramos capaces de sustituir una pequeña parte del cerebro (pongamos un pequeño circuito neuronal) con un componente electrónico diseñado por nosotros saltaba un problema interesante. Supongamos que sustituimos otra pequeña parte del cerebro, y otra, y otra, y otra… ¿Y si llegáramos a haber cambiado todos los circuitos neuronales del cerebro? ¿Tendríamos una especie de robot consciente y pensante? ¿O seria la misma persona que teníamos al principio, sin importar si su base física es a base de carbono o silicio?

Bien, había olvidado aquella idea hasta que leí los párrafos que os voy a copiar del libro titulado El enigma cuántico, de Bruce Rosenblum y Fred Kuttner. Por supuesto, es maravilloso y os lo recomiendo. Como la mecánica cuántica incluye en su teoría al observador y a la conciencia, los autores hacen una reflexión sobre la misma. Me ha parecido suficientemente interesante como para invitaros a reflexionar y disfrutar pensando sobre ello.

Cada uno de nosotros sabe que es consciente. La única prueba para creer que los otros también lo son quizá sea que se parecen a uno y se comportan como uno. ¿Hay alguna otra? La presunción de que nuestros congéneres son conscientes está tan hondamente implantada que es difícil expresar las razones de nuestra convicción.

¿Hasta dónde llega la conciencia en la escala descendente de los seres vivos? ¿Qué podemos decir de los gatos y los perros? ¿Y de las lombrices de tierra o las bacterias? Algunos filósofos ven un continuo, y llegan a atribuir un ápice de conciencia a un termostato. Por otro lado, puede que la conciencia aparezca de pronto en algún punto de la escala. Después de todo, la Naturaleza puede ser discontinua (por debajo de 0ºC, por ejemplo, el agua líquida se convierte abruptamente en hielo sólido).

Demos un paso atrás y hablemos sólo de “pensamiento” o inteligencia. Hoy día, los programas informáticos de inteligencia artificial asisten a los médicos en el diagnóstico de enfermedades, a los generales en la táctica militar, y a los ingenieros en el diseño de ordenadores aún mejores. En 1997, la máquina Deep Blue, de IBM, derrotó al campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov.

¿Piensa Deep Blue? Depende de lo que se entienda por pensar. El padre de la teoría de la información, Claude Shannon, al preguntarle si los ordenadores llegarán a pensar, parece que dijo: “Desde luego. Yo soy un ordenador, y pienso”. Pero los ingenieros de IBM que diseñaron Deep Blue insisten en que su máquina no es más que una calculadora rápida que evalúa cien millones de posiciones en un parpadeo. Piense o no, con toda seguridad Deep Blue no es consciente.

Pero si un ordenador pareciera consciente en todos los aspectos, ¿no deberíamos aceptar que es consciente? Aquí deberíamos regirnos por el venerable principio de que si algo parece un pato, anda como un pato y dice “cuac” como un pato, entonces será un pato.

La cuestión interesante es si se puede construir un ordenador consciente y, por ende, un robot consciente. Este programa de investigación se conoce a veces como “inteligencia artificial fuerte“. (¿Sería asesinato desenchufar un robot genuinamente consciente?) Se han adelantado “demostraciones” lógicas de que la inteligencia artificial fuerte es posible en principio, y también hay “demostraciones” de lo contrario. ¿Cómo podríamos saber si un ordenador es consciente?

En 1950, Alan Turing propuso un test para evaluar la conciencia de un ordenador. (En realidad, Turing declaró que era un test para ver si un ordenador podía pensar, ya que en aquellos tiempos un científico que se preciara no podía hablar de “conciencia”. Turing también diseñó el primer ordenador programado y demostró un teorema sobre lo que los ordenadores podían hacer y lo que no. Dicho sea de paso, Turing fue encarcelado por homosexual, y en 1954 se suicidó. Muchos años después de su muerte, las autoridades revelaron que fue Alan Turing quien había descifrado el código alemán, lo que permitió a los aliados leer los mensajes más secretos del enemigo y probablemente contribuyó a adelantar muchos meses el final de la Segunda Guerra Mundial.)

El test de Turing aplica esencialmente el mismo criterio que aplicamos para atribuir conciencia a otro individuo: ¿se parece a m y se comporta más o menos como yo? No nos preocupemos por el “parecido”: sin duda se puede construir un robot de aspecto humano. La cuestión es si su cerebro electrónico lo hace consciente.

De acuerdo con Turing, para comprobar si un ordenador es consciente debería bastar con comunicarse con él mediante un teclado y entablar una conversación todo lo larga que uno quiera. Si uno es incapaz de discernir si se está comunicando con un ordenador o con otra persona, la máquina habrá superado el test. Algunos dirán que, en tal caso, no podría negarse que es consciente.

Un día en clase, uno de nosotros (Bruce) comentó de pasada que cualquier humano pasaría el test de Turing con facilidad. Una joven replicó: “¡Me he citado con tíos que no lo pasarían!”.

Bruce Rosenblum y Fred Kuttner, El enigma cuántico.



Hay 11 comentarios a '¿Que és la conciencia? ¿Qué es pensar?'

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to '¿Que és la conciencia? ¿Qué es pensar?'.

  1. #1.- Enviado por: niteman

    El día 19 de enero de 2013 a las 11:04

    Deep Blue derrotó a Kasparov en el 96, no en el 77.
    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1996/02/19/084.html

  2. #2.- Enviado por: omalaled

    El día 19 de enero de 2013 a las 11:09

    nietman: en el libro pone 1997 y bi 1977 como había escrito yo. Pongo lo que dice el libro (no viene de un año y ya que digo ue lo copio lo haré fidedignamente).

    Muchas gracias por el apunte.

    Salud!

  3. #3.- Enviado por: Alberto

    El día 19 de enero de 2013 a las 12:30

    Leí ese libro hace un par de meses y como introducción a la cuántica es muy ameno e interesante, pero a lo largo del libro va introduciendo la idea de la relación entre cuántica y consciencia como algo aceptado por la ciencia cuando es exactamente lo opuesto. De hecho lo hacen de forma muy sutil, presentan experimentos como absolutamente irrefutables y totalmente aceptados (y así es) para luego sacar conclusiones que tú sigues pensando que son igualmente irrefutables y aceptadas (y nada más lejos). Pese a lo que pretenden mostrar, es un libro que, basándose en ideas muy ortodoxas de física cuántica, presenta conclusiones muy heterodoxas que casi ningún físico cuántico serio aceptaría. Aquí te dejo una refutación a esas ideas del libro:

    http://physics.ucsc.edu/~michael/qefoundations.pdf

  4. #4.- Enviado por: Tay

    El día 19 de enero de 2013 a las 17:09

    Fernando, sigue haciendo memoria anda… página 130

    En cuanto al texto, tendría sentido que se lo planteasen si tuviesen en cuenta la “invariancia organizacional”, lo curioso del caso es que alguien pueda defender la IA fuerte sin tener en cuenta esto :P

    Saludos!

  5. #5.- Enviado por: G

    El día 20 de enero de 2013 a las 14:13

    ummm…

    “…han adelantado “demostraciones” lógicas de que la inteligencia artificial fuerte es posible en principio, y también hay “demostraciones” de lo contrario…”

    como?

  6. #6.- Enviado por: Tay

    El día 22 de enero de 2013 a las 09:33

    Corrección a mi comentario anterior: pagina 130 del pdf. :D
    En el libro final estaba un poco antes, creo.

    Saludos!

  7. #7.- Enviado por: Maestro Internacional de ajedrez

    El día 6 de febrero de 2013 a las 13:49

    Hola,
    Deep Blue ganó una partida a Kasparov en el 96 pero perdió el encuentro (6 partidas en total, con 3 derrotas y una única victoria). Al año siguiente ganó el encuentro (de nuevo 6 partidas, de las que ganó 2 y perdió 1).
    El comentario “derrotó al campeón mundial” es correcto entendiendo la derrota global del match.

  8. #8.- Enviado por: Tay

    El día 11 de febrero de 2013 a las 10:14

    Kasparov se dejó perder… dicen…

  9. #9.- Enviado por: Maestro Internacional de ajedrez

    El día 13 de febrero de 2013 a las 00:17

    Bien Tay, eso dicen algunos malpensados que creen que Kasparov quiso asegurarse una revancha que nunca se dió y ganar con ella unos buenos dinerillos. De todos modos es muy difícil saber lo que hay en la cabeza de otra persona. Kasparov nunca ha admitido lo que dices.

  10. #10.- Enviado por: Carlos

    El día 12 de abril de 2013 a las 17:09

    De la lectura del presente articulo, puedo concluir que la duda aun sigue presente, al menos eso creo

  11. #11.- Enviado por: jean nasner

    El día 11 de junio de 2013 a las 23:39

    Del anterior artículo opino que muy pronto no vamos ha ser capaces de hacer nada ya que la tecnología nos está “aplastando”…

Post a comment


− 2 = cuatro